fbpx

Pool CEO

15 de febrero 2019 | 7:33 am

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este viernes un plan inicial de apoyo para Petróleos Mexicanos (Pemex), el cual contempla una capitalización por 25,000 millones de pesos, como informó EL CEO ayer.

El Gobierno federal incrementará el  incentivo fiscal, el cual reducirá la carga fiscal de la paraestatal por 15,000 millones de pesos.

Asimismo, anunció un prepago de deuda de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de 35,000 millones de pesos.

“Se le va a ir disminuyendo la carga fiscal a Pemex a lo largo de los años y le dará un flujo extra de 15,000 millones de pesos”, explicó el secretario de la SHCP, Carlos Urzúa y agregó que se esperan obtener 1,600 millones de pesos por el combate al robo de combustible.

El director de finanzas de Pemex, Alberto Velázquez, aseguró que “por primera vez en 10 años” no se contratará deuda nueva en Pemex y empezará a pagar la deuda existente con las medidas anunciadas.

“En el 2019, cero endeudamiento y una importantísima inversión de 288,000 millones de pesos, esto es un cambio de la Tierra a la Luna”, subrayó el director de Pemex, Octavio Romero.

El funcionario destacó que los primeros resultados se verán a finales del 2019 y que la petrolera “va a tener desarrollo como nunca se había visto en muchos años”.

En el sexenio pasado, Pemex contrató 140,000 millones de pesos anuales en deuda, equivalente a tres o cuatro veces el PIB, detalló Urzúa.

Fitch redujo en enero la calificación crediticia de Pemex y mantuvo la perspectiva en negativa, lo que podría llevar a una nueva baja de la nota, citando el deterioro continuo del perfil crediticio individual de la petrolera así como la persistente generación negativa de flujo de fondos libre y la subinversión en exploración y producción.

Pemex  prevé que la declinante producción de petróleo repunte desde los actuales 1.7 millones de barriles por día (bpd) a 2.45 millones de bpd hacia el fin de la administración del sexenio de AMLO.