23 de septiembre 2020 | 5:00 am

Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) deberán mostrar un mayor apetito por las inversiones verdes, pues en el mundo cada vez está creciendo una cultura de negocios enfocada a la responsabilidad social y al cuidado del medio ambiente.

Esto podría aumentar la competitividad entre las afores, dado que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) les permitirá invertir en ESG (Environmental, Social and Governance, por sus siglas en inglés), indicaron especialistas.

“En 2022, todas las afores deben contener dentro de sus estrategias de inversión un aspecto definido sobre proyectos ambientales, sociales y de buen gobierno”, expuso el analista de seguros y fondos de Moody’s Investors Service, Francisco Uriostegui.

Los ESG se basan en tres criterios. El Ambiental, que considera el impacto de las empresas en el medio ambiente y los esfuerzos que realizan para reducir los niveles de contaminación o emisiones de carbono, indica el estudio Entendiendo las inversiones según criterios ESG del S&P Dow Jones Índices.

El segundo criterio es el Social que se refiere al capital humano en materia de diversidad, administración y derechos. Y el tercer criterio es el Gobierno corporativo, el cual abarca las remuneraciones y la relación entre accionistas y la administración de las compañías.

Los ESG se irán adaptando a los portafolios de inversión de las afores y lo que puede ocurrir es que, en vez de destinar más recursos a proyectos relacionados con Petróleos Mexicanos, que es una industria que genera contaminación, podrían destinarlos a proyectos sustentables como una presa o parques solares, dijo el especialista de Moody´s.

Este tipo de inversiones se han vuelto más atractivas debido a que las personas han generado una mayor consciencia de cómo se usa y se invierte su dinero, consideró Carlos López Jones, director de Consultoría en Tendencias Económicas y Financieras.

“Los rendimientos quizá no sean tan altos, pero lo cierto es que ya hay proyectos sustentables con buenos rendimientos porque en muchos casos se tratan de proyectos innovadores como el algodón orgánico o la creación de Fintech que pueden crecer con una huella de carbono muy baja”.

Con este tipo de inversiones verdes podría existir una mayor competencia entre las afores. Si una administradora decidiera ser verde, es decir, que invierte solo en proyectos sustentables, podría atraer nuevos clientes, dijo López Jones.

Con los ESG no implica que las afores dejen de invertir en industrias como el sector energético, minero o siderurgia, sino simplemente estas empresas deben tomar medidas necesarias para contaminar lo menos posible, consideró Ernesto O´Farril, presidente de Bursamétrica.

“Las  inversiones en ESG podrían tomar mayor relevancia si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump pierde la siguiente elección presidencial. Joe Biden habla de una inversión ecológica  cercana a los 2 billones de dólares”.

Ahorro pensionario, palanca de crecimiento

De aprobarse la reforma en pensiones tal como anunció el presidente, con el aumento de las aportaciones del 6.5% al 15%, las afores podrían aumentar sus inversiones en proyectos sustentables y representar una palanca de crecimiento para la economía, dijo el analista de seguros y fondos de Moody’s Investors Service.

En 2019, las inversiones de las afores representaron alrededor del 16% del PIB, pero es muy probable que en 10 o 15 años alcancemos entre 25 o 30% del PIB, destacó.

Países como Chile y Colombia, donde también se tiene el sistema de capitalización individual, pero en vez de afores son Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), los recursos  representan 70% y 24%.