gerardo-esquivel-banxico

22 de noviembre 2022 | 8:30 am

Ruta de salida

Tal y como se había anticipado, el subgobernador del Banco de México (Banxico) Gerardo Esquivel no logró la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Y es que tuvo todo en su contra, desde el poco tiempo para realizar su campaña ante los miembros de la institución, hasta el nulo apoyo del gobierno federal y del propio presidente Andrés Manuel López Obrador para su sorpresiva candidatura, que más bien parecía que buscaba exponer públicamente al economista y ser el colofón de la estrecha relación de antaño entre Esquivel y López Obrador de la cual ya no queda nada, y la posibilidad de una reelección de Esquivel en Banxico o una nueva posición en el gobierno federal también se esfumó.

Por eso mismo, al interior del banco central el verdadero tema es quién será el relevo de Gerardo Esquivel, y aunque se manejan distintos nombres desde antes del tropiezo del BID, quien se perfila con más fuerza es Javier Mendoza Sánchez, la actual cabeza de Banobras —institución que por cierto inició una campaña de posicionamiento mediático para validar su existencia—, quien tiene experiencia en el sector financiero público y privado. 

Esquivel, como se comentó anteriormente, tiene puesta su mirada fuera de México, y el Banco Mundial podría ser una alternativa o incluso regresar a la academia.

Y en más del Banco de México, la llegada de Alejandrina Salcedo a la Dirección General de Investigación Económica, fue bien vista en el banco central, donde reconocen el empeño, casi obsesivo, de sus actividades en puestos anteriores y que ahora serán determinantes para apoyar, sobre todo a la gobernadora Victoria Rodríguez Ceja, en las decisiones de política monetaria y el análisis puntal del comportamiento de la economía mexicana.

Positiva decisión

La semana pasada, la Institución para el Depósito de Valores (Indeval), que dirige Roberto González Barrera, anunció una importante simplificación de trámites para disminuir los costos para los inversionistas, y lo más relevante es una menor retención de impuestos lo que debería de aumentar el atractivo del mercado. 

Indeval alcanzó la categoría Qualified Intermediary ante el Internal Revenue Service (IRS) de Estados Unidos lo que permitirá que los formatos W8 BEN, que se utilizan para evitar la doble declaración de impuestos provenientes del pago de dividendos de empresas estadounidenses o ETF de otros países y que coticen en el SIC, se expidan de manera electrónica, lo que acelerará el proceso y los costos porque, por ejemplo, GBM cobra a sus clientes 75 dólares por llenar y enviar dicho formato que tiene una vigencia de tres años, y además permite que la retención de impuestos baje de 30% a 10%.

Advertisement