29 de septiembre 2020 | 6:55 pm

Una de las premisas de venta de bienes en inmuebles es que en una propiedad importan tres cosas: ubicación, ubicación y ubicación. Sin embargo, expertos consideran que este factor está cambiando.

Farook Mahmood, expresidente mundial de la Federación Internacional de Real Estate (Fiabci) por sus siglas en inglés considera que los compradores y las técnicas de comercialización están evolucionando con la pandemia.

“La industria va evolucionar más allá de la ubicación y la comercialización tendrá que especializarse en productos globales y en el análisis del mercado” destacó durante su participación dentro del foro Tiburones Inmobiliarios, organizado por la plataforma Lamudi.

Otros expertos coinciden en dicha visión, por ejemplo el Arquitecto Alonso Balaguer, fundador del despacho internacional Alonso Balaguer Arquitectes Associats comentó que en adelante perdurará la generación de microciudades y desarrollos que combinen distintos usos en un mismo espacio para evitar los grandes traslados.

Adicionalmente, en un contexto en el que se prevé que el trabajo remoto continúe, las personas han tenido o están buscando mejorar las condiciones de la vivienda, por lo que se observarán con más frecuencia espacios “modulables” es decir que puedan adaptarse con facilidad a las necesidades de las familias.

Federico Cerdas, CEO Global de Business INC, destacó que han observado que más gente se interesa en casas o departamentos con balcón o terraza

“El mercado tendrá cambios permanentes en la forma en la que vivimos y en la forma en la que hacemos negocios. Por ejemplo, las compañías nos dimos cuenta de que se puede operar desde casa y eso impactará el diseño de las unidades habitacionales”, destacó Federico Cerdas.

Por ello cobra mayor relevancia el uso de las tecnologías, pues por un lado son el primer punto de búsqueda para la compra de un inmueble, además de que ahora se utilizan herramientas como realidad virtual para mostrar departamentos sin que haya contacto directo, ejemplifica Andrés F. Calvillo Buenfil CEO de Redaria.

“Conforme avance la situación regresaremos a la normalidad, pero no va ser la misma, la gente va mantener esa prevención y así el uso de la tecnología será más amplio” comentó.

Es además la tecnología lo que permitió que se realizará el foro de manera remota a través de una plataforma de realidad virtual en la que había alrededor de 300 personas conectadas de manera simultánea durante las conferencias y alrededor de 1000 conexiones a lo largo del día. La aplicación permitió que los usuarios crearan avatares digitales con los que podían realizar recorridos en la zona de exposición, conversar con otros asistentes, y “tomar asiento” en las conferencias.