fbpx

2 de abril 2019 | 5:00 am

Rechazo tras rechazo. Así es el historial de Steer Davies, empresa encargada de la asesoría técnica para el Plan Maestro de Tren Maya. Al menos es lo que muestran los últimos procesos de licitación en los que participó. Pero cuando se trata de adjudicaciones directas, sale ganando.

La empresa privada de origen inglés, fundada en 1978, se especializa en proveer servicios de consultoría para el desarrollo de proyectos de transporte y movilidad. Para el Tren Maya, el contrato adjudicado de manera directa tiene un valor de 23.8 millones de pesos, de acuerdo con información de Agencia Proceso.

En el último año reportó ingresos por 44.42 millones de libras, según datos de Bloomberg.

La compañía ha participado en diferentes convocatorias de licitación en las que no resultó ganadora pues en la mayoría de los casos se consideró que no cumplía con la capacidad técnica para cumplieron los trabajos. Aquí algunos ejemplos:

En 2010 participó en una licitación organizada por el sistema de Transporte Colectivo Metro para realizar “un estudio de demanda para el Suburbano 3 en el tramo Chalco – Constitución de 1917”, proceso en la que no resultó ganadora.

También fue rechazada en 2017 en una licitación para realizar los estudios de preinversión para un sistema ferroviario de transporte urbano de pasajeros que conectara el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México ubicado en Texcoco con la Ciudad de México.

Participó en conjunto con SENERMEX y Colinas de Buen, sin embargo no fueron consideradas como la opción más viable, porque la propuesta no contaba con información sobre cargos adicionales, no consideraba algunos materiales y presentaba discrepancias entre la fecha de terminación de tablas comparativas de costo de material rodante.

En enero de 2018, Banobras también rechazó a la empresa que compitió para brindar “Servicios de consultoría para integrar una propuesta de visión integral de la infraestructura nacional y desarrollar una propuesta de metodología para la elaboración de la estrategia de infraestructura a largo plazo”.

En este caso fue rechazada; IDOM Ingeniería recibió un mejor puntaje, pues Banobras la consideró con mejor propuesta de trabajo. De las tres empresas que participaron en dicha licitación, la de Steer era la opción más cara.

Aunque no todo es rechazo. Por ejemplo participó en 2017 como ente observador en una licitación organizada por el FONATUR en la que se buscaba realizar el “Plan integral de Movilidad y Proyecto detonador de punta Cancún”.

Además fue la encargada de realizar el estudio “ Estudio de Movilidad Peatonal, Ciclista y Vial para el Parque Lineal en Av. Chapultepec”, proyecto que fue cancelado.

En Guanajuato realizó el Plan Maestro de Movilidad y Estudio de Demanda para desarrollar un tren interurbano de pasajeros que tampoco llegó a consolidarse.

Desde la iniciativa privada tiene tres proyectos en México, un estudio sobre las barreras para implementar tecnologías limpias en transporte urbano y un estudio sobre el servicio de autobús nocturno de la Ciudad de México, ambos financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Además participó en un estudio de tráfico e ingresos del Fideicomiso de Apoyo para el Rescate de Autopistas Concesionadas (FARAC).

También fue contratada por OHL México como su asesor para realizar el estudio de aforo e ingreso en el Circuito Exterior Mexiquense. Este tema se vio envuelto en polémica pues OHL buscaba justificar un incremento en el precio de los usuarios, el cual fue autorizado por Eruviel Ávila en los meses previos a la jornada electoral de 2017.

Senadores del Partido Acción Nacional señalaron ilegalidades pues “Steer Davies Gleave (“SDG”), que no es un asesor “independiente” en este asunto, sino el asesor de OHL que elaboró el estudio de aforo e ingreso que OHL presentó junto con su propuesta en el procedimiento de licitación para la adjudicación de la concesión. Lo que equivale a que se auto auditen o se auto avalen, una situación a todas luces irregular y tal vez ilegal”, indicaron.