fbpx

27 de noviembre 2019 | 8:17 pm

Carlos Slim Helú considera que al Acuerdo Nacional de Infraestructura le hizo falta ponerse más verde, ya que hay oportunidades de inversión en proyectos hidráulicos, medio ambientales y relacionados con el manejo de residuos que no fueron considerados en este plan presentado el martes por los empresarios y el gobierno.

“Se están contemplando todo tipo de proyectos y veo un espacio en lo que es agua y lo que tiene que ver con medio ambiente, ya se se está hablando de residuos. Lo que se trabaja a través de FCC, por ejemplo en España e Inglaterra, es un gran volumen de reciclaje y manejo de residuos con lo que después se genera energía”, dijo el empresario durante su participación en el Congreso Nacional de Ingeniería Civil este miércoles.

Durante su ponencia destacó que el acuerdo era producto de meses de trabajo y son “buenas noticias dadas las limitaciones presupuestarias actuales”, principalmente para la generación de empleo y la derrama económica asociada a la inversión.

Dijo también que el hecho de que estos 147 proyectos se desarrollen con recursos privados es una ventaja, ya que no están sujetos a tantas limitaciones como los que se ejercen con dinero público.

La obra privada es más barata y se termina en menos tiempo.

Carlos Slim Helú

El empresario mexicano agregó que ante el escenario de posible recesión al que se enfrentan otros países, México se posiciona como un destino atractivo para la inversión extranjera, principalmente para los fondos de pensiones que buscan proyectos productivos de largo plazo.

“Hay mucho dinero disponible y México que tiene finanzas sanas, inflación moderada, presupuestos moderados y que este gobierno que se comprometió a no incrementar la deuda pública, se vuelve atractivo” dijo.

También le restó importancia al nulo crecimiento económico del país, pues “a pesar de que la economía no crece, los puntos positivos son que hay finanzas sanas y mejores ingresos en las familias de bajos recursos”, lo que resultará en mayor consumo de productos básicos.

Megabarrios o microciudades

Slim dijo que también existen oportunidades de inversión al interior de la Ciudad de México, principalmente en la reconversión de zonas para convertirlas en “megabarrios o microciudades”.

Puso como ejemplo el caso de la recuperación del Zócalo capitalino, del que él tuvo una participación relevante, y la mezcla de oferta de vivienda con comercio, entretenimiento y zonas de trabajo.

Comentó que están buscando replicar ese modelo en zonas como la colonia Granadas, cercana a Polanco, en donde tiene basadas las operaciones de su emporio, Grupo Carso. También la colonia Pensil, la alcaldía Miguel Hidalgo, la colonia Doctores y la alcaldía Cuahutémoc.

“Se pueden reevaluar las zonas y los permisos para que vivan ahí muchas personas. Esas zonas degradadas se pueden recuperar con dinero privado y el fisco recibe recursos de la regularización” propuso.