5 de agosto 2020 | 5:00 am

La pandemia afectó a la mayoría de las actividades económicas, pero la industrial parece resistir, al menos en el caso de las Fibras.

Los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces e Infraestructura que cuentan entre sus activos del segmento industrial han mostrado un desempeño sólido.

En el caso de Terrafina, la ocupación se mantuvo en 95.7%, un incremento de 15 puntos base en comparación con el mismo trimestre del año pasado. El fideicomiso puso en marcha algunas acciones para aliviar a sus arrendatarios, lo que además de no perder inquilinos le ayudó a alcanzar una tasa de renovación de contratos del 89%.

La principal actividad se concentró en los mercados de Guadalajara, Ciudad Juárez, Monterrey, Ramos Arizpe, San Luís Potosí, Tijuana, Chihuahua, Querétaro, Irapuato y Hermosillo.

Fibra Monterrey cuenta con 59 propiedades en su portafolio, de las cuales 35 corresponden a uso industrial, registró ocupación de 96.4% e ingresos totales 358.9 millones de pesos, es decir, 21.0% más que el mismo periodo del año anterior.

En el caso de Prologis, otro de los fideicomisos especializados en segmento industrial, tuvo niveles de ocupación del 95.5%. La fibra también fue de las que implementaron apoyos para retener a sus inquilinos.

Del mismo modo que Fibra Uno, que desde el 2019 comenzó una fuerte estrategia de diversificación para incrementar sus activos industriales –y aunque registró por primera vez una caída en ingresos–, continúa con las adquisiciones.

Mira cómo las fibras salieron al rescate de los arrendatarios en el segundo trimestre 

De acuerdo con José Carlos Alemán, director de análisis de SiiILA, otro de los principales puntos de análisis para el trimestre es que se mantuvo la actividad transaccional, con adquisiciones que aunque iniciaron en trimestres previos, se consolidaron durante este periodo.

Prologis realizó una inversión por 202.3 millones de pesos para la incorporación de dos inmuebles a su portafolio; uno ubicado en la zona urbana de Santa María la Ribera en Ciudad de México y el otro en Guadalajara, ambos inmuebles cuentan con contratos de arrendamiento de 10 años.

De acuerdo con el directivo de SilLA, estas transacciones obedecen a la necesidad de crecimiento del comercio electrónico.

Fibra Uno que anunció la adquisición del portafolio ‘Hércules’, integrado por cinco propiedades, tiene por objetivo absorber la demanda de espacios de almacenamiento dentro de la mancha urbana, aunque los directivos no revelaron el nombre del arrendatario, mencionaron que se trata de una empresa internacional de e-commerce, que podría ser Amazon.

De acuerdo con SiiLA, en un año Mercado Libre aumentó su espacio 650% cerrando el segundo trimestre del 2020 con un total de 137,805 metros cuadrados ocupados en la CDMX, entre los que se encuentran 22,992 metros cuadrados arrendados por 60 meses en Citipark en Tlalnepantla, Estado de México, transacción realizada con un arrendador privado que no es una fibra, según dijo en entrevista Carlos Alemán.

Por otro lado, Amazon cerró el trimestre con 144,672 metros cuadrados ocupados, también en la Ciudad de México.

De acuerdo con SiiLA, en el segmento industrial el T-MEC podría actuar como detonador de demanda de espacios industriales.

“En cuanto a los inmuebles destinados a la manufactura, factores como el T-MEC y el COVID-19 podrían ser detonantes para el reposicionamiento de empresas de bienes de capital y armadoras en México.

A raíz de la pandemia, muchas de estas compañías buscarán privilegiar la eficiencia sobre los costos de producción y, por otro lado, el tratado impulsará la reubicación de otras empresas que buscarán beneficiarse de ciertas medidas incluidas en el acuerdo interestatal” destacó la empresa de análisis inmobiliario.