27 de junio 2022 | 5:00 am

La relocalización de cadenas de suministro cerca del lugar de destino -una tendencia mejor conocida como nearshoring-  ha beneficiado a México y se mantiene con fuerza este año.

En el primer trimestre, el país alcanzó una demanda de 370,000 metros cuadrados de espacios industriales por el nearshoring, lo cual representa poco más de la mitad de la demanda total que se registró durante todo 2021, de acuerdo con un informe de la inmobiliaria CBRE.

No dejes de leer: ¿Qué necesita México para impulsar el nearshoring sin invertir un peso?

Después del máximo histórico en demanda bruta y la alta demanda por espacios built to suit (a la medida) y en prearrendamiento en 2021, prevemos un 2022 con una clara actividad al alza en términos de demanda nueva o neta, aunado a un pipeline de usuarios muy activo

indicó la firma en el reporte.

El monto también está a punto de superar los 376,000 metros cuadrados en absorción bruta que se contabilizaron en 2020.

Aunque en el pasado las empresas voltearon a ver a regiones como Asia para realizar parte de sus procesos en busca de reducir costos, factores como las tensiones entre China y Estados Unidos y las disrupciones por las medidas para contener la pandemia, las llevan a reubicarse en lugares más cercanos al destino final de sus productos.

México y Brasil, con mayores oportunidades

El reporte apunta que en los últimos cuatro años, las empresas de origen chino promedian el 50% de la demanda por nearshoring en México y aunque en el primer trimestre del año el país asiático se mantuvo a la cabeza, también hubo interés por parte de firmas alemanas y suecas.

Te puede interesar: México requiere de una política de nearshoring y ser un polo de producción: De la O

Recientemente, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estimó que México y Brasil serán los mercados con mayores oportunidades para beneficiarse de las oportunidades de nearshoring en América Latina.

México podría ver un incremento de 35,278 millones de dólares en exportaciones adicionales de bienes gracias al nearshoring.

Respecto a las industrias que lideran la demanda, el informe de CBRE muestra un cambio, ya que mientras en 2021 la industria de fabricación de autopartes representó el 50% de las transacciones por nearshoring, en el arranque de 2022 es la fabricación de muebles (53%), seguida de electrónicos y electrodomésticos (19%), mientras autopartes quedó en tercer lugar (17%).

Monterrey, a la cabeza

El reporte apuntó que los mercados en el norte del país concentraron casi el 90% de la demanda por nearshoring a nivel nacional.

Los datos al cierre de 2021 revelan que Monterrey fue el mercado más fuerte, con una participación de 45% del total.

CBRE prevé que en 2022, los principales motores que influirán en la demanda de propiedades industriales en México seguirán siendo el nearshoring y los mercados del norte.

Sin embargo, la firma resaltó los retos de infraestructura para mantener este ritmo de crecimiento.

“Los grandes desafíos para el crecimiento y desarrollo de los mercados industriales siguen siendo la falta de tierra con infraestructura energética”, se lee en el reporte.

Te puede interesar: Infraestructura, clave para aprovechar impulso del nearshoring

Organizaciones como la Asociación Mexicana de Parques Industriales (AMPIP) han manifestado anteriormente el abasto eléctrico como su mayor reto para atender a las empresas que optan por el nearshoring.