daniel-chavez

4 de junio 2020 | 5:00 am

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dado el banderazo de salida de construcción a tres de los cuatro tramos que se han asignado hasta el momento, pero el mandatario continúa asignando responsabilidades.

El martes, durante el evento de inicio de obra del tramo tres, el presidente informó que se incluía a Daniel Chávez Morán al proyecto, el empresario y fundador de Grupo Vidanta, quién además de Rogelio Jiménez Pons será “los ojos del presidente” durante la construcción de la obra.

Vamos a llevar una supervisión independientemente de lo que establece la legalidad. He decidido que me represente como supervisor de obra Daniel Chávez empresario turístico. Lo va hacer, aquí aclaro, de manera honorífica y no va a cobrar nada y es que todos tenemos que aportar algo para el desarrollo

dijo durante su mensaje en la inauguración de la obra.

Dio el anuncio después de solicitar a las constructoras entregar el proyecto en tiempo y forma y no pedir moches. El presidente añadió que se reunirán de manera periódica durante el curso de los trabajos.

Daniel Chávez forma parte del grupo de empresarios consejeros del presidente, junto con Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca; Bernardo Gómez, de Televisa; Olegario Vázquez Aldir, de grupo Ángeles; Carlos Hank González, presidente de Banorte; Miguel Rincón, dueños de Biopapel; Miguel Alemán Magnani, presidente de Interjet, y Sergio Gutiérrez, presidente de Deacero.

Con Vidanta, Chávez Morán encabeza una de las empresas turísticas más grandes de México y es uno de los principales operadores y desarrolladores turísticos del país.

Intereses en la Riviera Maya

El grupo tiene negocios en los principales destinos turísticos del país, con obras que van desde campos de golf, resorts, líneas de cruceros (uno de los ejes planteados por la Secretaría de Turismo para atraer viajeros previo a COVID-19) y parques temáticos.

“Hasta la fecha, hemos construido siete marcas de hoteles de lujo y siete resorts en diferentes destinos en México. El grupo de construcción también ha desarrollado más de 2.000 hogares vacacionales y el primer aeropuerto internacional privado en México” indica la empresa en su página oficial.

Tienen desarrollos en Los Cabos, Nayarit y también en la Riviera Maya, zona que se verá beneficiada con el Tren Maya.

Se trata de su incursión dentro de los parques acuáticos con Jungala Luxury Waterpark.

El complejo cuenta con cabañas VIP y áreas de spa, además de las atracciones acuáticas del parque como el río lento más grande de Latinoamérica de más de un kilómetro de extensión.

El grupo se vió envuelto recientemente en polémica tras darse a conocer que en medio de la pandemia por COVID-19 una de las filiales del grupo despidió a 2,741 trabajadores y no renovó el contrato a 5,000 empleados de sus hoteles Vidanta y Mayan Palace, según reportó Zoé Robledo director del IMSS durante la conferencia matutina del 8 de mayo.

La empresa respondió en un comunicado que se trataba de una interpretación errónea de las cifras.

“De forma categórica aclaramos que no hemos cancelado ningún contrato base de trabajo a aquellos compañeros cuya remuneración sea de 20,000 pesos mensuales o menos. Los únicos ajustes que se hicieron, por ser necesarios, se dieron en el área de corporativo y representan menos del 5% del total de la planta laboral y a ese 5% se le trató conforme a la ley quedando el compromiso de reintegrarlos según vaya regresando la ocupación a la normalidad” dijo la empresa.