28 de febrero 2020 | 5:00 am

La Bolsa Mexicana de Valores tiene entre sus prospectos de listado a FIDEAL, la Fibra E de Impulsora de Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL), que es parte de las empresas de Grupo Carso. Se planea que el instrumento salga en algún momento durante 2020, aunque el escenario actual podría complicar su llegada.

La llegada de FIDEAL es vista como el fin de una sequía de emisiones de este tipo de instrumentos en el mercado, pues el último fue listado en 2018, sin embargo, el entorno actual podría impedir su salida.

Por ejemplo, en la jornada del 27 de febrero, los principales índices de Wall Street cayeron más de 4.4%, por lo que entraron en territorio de corrección y las bolsas mexicanas cerraron en línea con Wall Street, a causa de la aversión al riesgo por la propagación del Covid-19, mientras que sus impactos también son vigilados por Banco de México.

Ha habido una sequía en los mercados de capitales, incluyendo las fibras. Es decir, ha habido colocaciones subsecuentes entre las Fibras inmobiliarias, pero en general han sido realmente muy limitadas y contadas este tipo de colocaciones. Esto abrirá una ventana, pero ahora bajo el ajuste que han tenido los mercados internacionales y México no es excepción, pues no es necesariamente el escenario más oportuno para hacer una oferta de este tipo,

dijo Armando Rodríguez, director general de análisis en Signum Research.

El instrumento de Slim busca emitir certificados por 25,827 millones de pesos y como atractivo busca incorporar parte del portafolio operativo de IDEAL.

“En cumplimiento de las Disposiciones Fiscales en Materia de Fibra-E, el Fideicomiso distribuirá cuando menos una vez al año y a más tardar el 15 de marzo, al menos el 95% del Resultado Fiscal del ejercicio fiscal inmediato anterior a aquél de que se trate” indica el documento presentado ante la BMV.

Los activos seleccionados son cuatro concesiones carreteras que forman parte de los nueve tramos completamente terminados y en operación de IDEAL; incluye algunas de las de las más concurridas, se trata del Libramiento Nor-Oriente de Toluca, el tramo de 10.9 kilómetros de Chamapa–La Venta que tiene un tráfico promedio de 46,000 vehículos al día y poseen la concesión hasta 2052.

También el tramo Tijuana-Mexicali de 29.8 kilómetros con 8,878 vehículos promedio al día, el título de la operación estará vigente hasta diciembre del 2049 y el Arco Norte de 223.9 kilómetros cuyos derechos concluyen en diciembre de 2065 y tiene un flujo de 23,806 vehículos diarios, según el reporte financiero de la empresa.

Esta es una de las principales diferencias de este instrumento frente al MeXPAC FE que comenzó a promover José Antonio Meade desde finales de 2019 y que se espera sea listado no en la BMV sino en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

El instrumento del excandidato presidencial no cuenta aún con activos definidos, aunque el margen de proyectos es más amplio.

De acuerdo con el documento presentado a inversionistas, MeXPAC FE tiene identificado un universo de 303 proyectos donde ven oportunidades de inversión, de los cuales 200 corresponden a comunicaciones y transporte, 56 a electricidad, 33 a hidrocarburos, ocho son centros de readaptación social y los seis restantes son plantas de tratamiento de agua.

Ninguno de los dos instrumentos ha presentado hasta el momento una fecha de salida.