vivienda lujo baja de precios

7 de junio 2021 | 5:00 am

Desde hace al menos seis meses el precio promedio de la vivienda en venta en la CDMX han observado bajas, y esto es a causa de la vivienda de lujo.

De acuerdo con cifras de Propiedades.com, en junio de 2020 el precio promedio de venta de un departamento en la Ciudad de México era de 4.8 millones de pesos, y para mayo de 2021 llegó a 4.5 millones de pesos en promedio.

De acuerdo con Inmuebles24, otra de las plataformas inmobiliarias que monitorean los precios de mercado, para el mes de abril el monto promedio en el caso de las propiedades en venta disminuyó 4.4% en comparación anual.

En 2021 acumula una baja de 4.4% en términos reales, (contemplando la inflación) la baja es de 6.7%. En 12 meses cae 6.8%

indica su reporte inmobiliario.

Este descenso, sin embargo, no se debe a un ajuste de los precios del mercado, sino que obedece a una contracción del inventario, especialmente en el segmento residencial y residencial plus, es decir, aquellos de mayor valor.

“Hay consenso entre los analistas de que existe un contracción de inventario general en vivienda y particularmente en los segmentos residencial y plus. En estos segmentos hay liquidez por el lado de la demanda y apetito por adquirirla pero hay una contracción en el inventario principalmente en el desarrollo e inversión de nuevos proyectos” dijo a EL CEO, Leonardo González, analista de propiedades.com.

De acuerdo con el Registro Único de Vivienda, a nivel nacional los proyectos de vivienda residencial plus en construcción solo representan el 0.25% del total. En el caso de la Ciudad de México al 1.5% del total.

“Los precios están mostrando un ajuste por oferta y además, derivado de la pandemia hubo acumulación de inventario, las preventas programadas no se materializaron y operaciones de compraventa se cancelaron; eso hace que se detengan nuevas inversiones y que por colocar el inventario existente, los precios se ajusten a la baja” explicó.

Pero este fenómeno no se repite a nivel nacional, pues en el caso de Monterrey, Nuevo León, por ejemplo, no se ha observado reducción de precios.

Según el análisis de mercado de Inmuebles24, en esa entidad el precio promedio creció 1.4% en comparación anual, aunque descontando la inflación es una caída real de 0.9%.

Otro caso es Quintana Roo, especialmente el municipio Benito Juárez, que concentra gran parte de la actividad hotelera. En ese caso, según los datos de mercado de Propiedades.com, los precios se han mantenido estables durante el último año y el desarrollo inmobiliario no cesa.

Un ejemplo es Shark Tower de Grupo Luximia, un desarrollo de lujo ubicado en la zona turística de Cancún. De acuerdo con Mauricio Rovirosa, director operativo del grupo, durante la pandemia este proyecto no se detuvo en construcción ni comercialización pues tiene un avance de obra de 90% y 70% en comercialización.

Sin embargo, pese a que se mantiene la venta, el tiempo en el que se cierran las compras incrementó al menos tres semanas extras del tiempo promedio.

“Sí ha sido más lento, los clientes se tardan más en resolver sus temas financieros. Yo creo que eso en general le pasa a todas las personas y es a causa de la pandemia, pero es natural. Nosotros tuvimos que asumir que los cierres de operaciones se iban a tomar más tiempo” dijo en entrevista.