fbpx

7 de diciembre 2018 | 5:00 am

Una nueva Ley de Reconstrucción Integral para la Ciudad de México fue aprobada el segundo día de gobierno de Claudia Sheinbaum.

Uno de los puntos principales es que aquellas personas damnificadas que fueron desplazadas de su inmueble por el terremoto del 19 de septiembre en 2017 tienen garantizado el apoyo para renta hasta que recuperen su vivienda.

Este esquema fue anunciado días después del suceso. En ese entonces se contemplaba un monto de 3,000 pesos mensuales por un plazo máximo de cinco meses.

Sin embargo se puso en pausa durante el primer trimestre de 2018, ya que se reportaron 181 denuncias formales por abusos y fraudes, dado que falsos afectados cobraron el primer cheque de 3,000 pesos. En mayo de este año fue reactivado con un aumento de 1,000 pesos al monto total.

“Nosotros lo recibimos tres meses mientras estuvo Mancera, luego le pusieron pausa hasta mayo y para algunos (como mi familia) hasta agosto, por supuestas inconsistencias en nuestros documentos. Fue un proceso complicado. Tuvimos que meter documentos y muchas veces se duplicaban”, comentó a EL CEO Amanda Sucar, representante de los damnificados de Pacífico 223, predio ubicado en los Reyes, Coyoacán.

Temas pendientes

La extensión del plazo de este apoyo fue una de las demandas hechas por organizaciones de vecinos damnificados.

Sucar agregó que en colaboración con la organización ‘Nosotros’ presentó ante la comisión de reconstrucción una propuesta de modificación y adiciones a la ley de reconstrucción, compuesta por 44 observaciones.

“La demanda más universal era la falta mecanismos para apoyar a la vivienda unifamiliar. Los condominios estábamos encaminados a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y el Instituto de Vivienda. Pero la vivienda unifamiliar no estaba ni contemplada en la ley. Era una omisión bastante seria” comentó la vocera.

Ese mismo señalamiento fue hecho por la comisión de reconstrucción saliente. En un documento de balance publicado el 28 de noviembre destacaban que “en ninguna parte de la ley, se reconoce explícita y jurídicamente a la vivienda unifamiliar, a pesar de ser un eslabón severamente afectado por los sismos de septiembre de 2017”.

Proponían entonces elaborar un programa específico para atender a los damnificados de vivienda unifamiliar. Fue en las alcaldías de Tláhuac, Xochimilco e Iztapalapa donde se concentraron los casos de viviendas independientes con daño total, según información de la comisión.

Al respecto, la ley publicada el 6 de diciembre ya incluye un modelo de atención para dichos casos.

Indica que para ser beneficiario se requiere estar registrado en el Censo Social y Técnico, contar con una constancia de acreditación del daño por parte del Instituto, acreditar la propiedad o legítima posesión a través de la Mesa Legal, además de valoración del inmueble y aprobación por parte de la comisión.

Edgar Tungüí Rodríguez, excomisionado de la reconstrucción, reportó días previos al cambio de gobierno que se dejaría a la nueva administración un monto total de 4,350 millones 119,578 pesos dentro del Fideicomiso Público para la Rehabilitación y Reconstrucción de Vivienda de Uso Habitacional.

Agregó que hasta el 28 de noviembre, 49 inmuebles ya habían recibido recursos de dicho fideicomiso, lo que se traducía en 983.9 millones de pesos y se encontraban en proceso de recibir el recurso 127 inmuebles más.

Estos son los 30 compromisos de Claudia Sheinbaum en materia de desarrollo urbano.