El aislamiento por COVID-19 benefició el servicio de Zoom

27 de marzo 2020 | 5:00 am

Las herramientas tecnológicas para trabajar vía remota se han convertido en unas de gran utilidad en diferentes países en los que se ha optado por el aislamiento obligatorio ante la expansión el COVID-19. 

La demanda ha favorecido a plataformas de videollamadas como Zoom, la cual ha incrementado su capitalización de mercado más del doble de su valor, cuando salió a bolsa en abril de 2019. 

La empresa tecnológica, con sede en California, debutó con la clave de cotización ‘ZM’ y una capitalización de mercado de 15,900 millones de dólares. Sus acciones valían un 72% más al cierre que en la apertura. 

El 14 de enero de 2020, mes en el que empezaron a repuntar los casos de COVID-19 en el mundo, la tecnológica tenía una capitalización de mercado de 20,220 millones de dólares. Conforme transcurrió el brote del virus en el mundo, Zoom ha alcanzado un valor de mercado de 39,400 millones de dólares en tres meses. 

Wall Street esperaba que COVID-19 aumentaría la demanda de tecnología de videoconferencia para conectar equipos a través de reuniones virtuales, de acuerdo con Blooomberg.

Zoom compite con productos de videollamadas de grandes tecnológicas como Skype y Teams de Microsoft; WhatsApp y Facebook Messenger de Facebook;  Hangouts de Google; y FaceTime de Apple.

Aunque Zoom ha mostrado resultados favorables desde su salida a bolsa, fecha desde la cual ha sumado 23,500 millones de dólares a su capitalización de mercado.

En el período del 14 de enero al 26 de marzo de 2020, ninguno de sus competidores se benefició tanto como Zoom. Incluso, registraron pérdida en la capitalización de mercado durante el período antes mencionado.

Cabe señalar que Zoom es una plataforma con apenas nueve años de existencia y casi un año de haber salido a bolsa. Zoom es apenas el 3% de Microsoft,  8% de Facebook y 5% de Apple por valor de mercado.

¿Qué pasó con la privacidad de la plataforma?

No todo podría ser miel sobre hojuelas. La organización Electronic Frontier Foundation publicó un texto donde explica los problemas de privacidad de la plataforma. 

El anfitrión de una llamada Zoom tiene la capacidad de monitorear las actividades de los asistentes mientras se comparte la pantalla. Esta funcionalidad está disponible en Zoom versión 4.0 y superior.

Zoom permite a los administradores ver vistas detalladas sobre cómo, cuándo y dónde los usuarios usan Zoom, con paneles detallados en tiempo real de la actividad del usuario. 

Además, de acuerdo con Vice, la compañía y su política de privacidad no dejan en claro es que la versión iOS de la aplicación Zoom envía algunos datos analíticos a Facebook, incluso si los usuarios de Zoom no tienen una cuenta de Facebook.