CFE requiere invertir

24 de julio 2021 | 7:00 am

Las redes sociales son el espacio de internet en donde los usuarios pasan cada vez más tiempo.

De hecho, en México los internautas que cuentan con un dispositivo móvil revisan sus redes al menos cada tres horas, un escenario que ha convertido a las redes sociales en el lugar perfecto para cometer fraudes.

No solo hablamos de las estafas al alza a través de redes como Instagram o Facebook, pues ahora los fraudes en redes se dan también bajo esquemas un poco más elaborados en plataformas como YouTube.

Si bien la mayoría de las estafas en estas redes son de una naturaleza de compra -venta, los delitos virtuales están alcanzando a las criptomonedas.

De acuerdo a Satnam Narang, ingeniero de investigación de equipo de Respuesta de Seguridad en Tenable, los estafadores utilizan cada vez más las redes sociales, y YouTube en particular, para perpetuar el fraude relacionado con criptomonedas.

Actualmente, las estafas varían desde las simples, en las que las personas caen con la promesa de duplicar su dinero, también conocidas como ‘fraude de tarifas avanzadas’, hasta estafas más complejas que involucran criptomonedas falsas.

Estas criptomonedas son negociables a través de Uniswap, Sushiswap y otros intercambios descentralizados.

Uniswap es un intercambio descentralizado (DEX) popular en el mundo de los protocolos de finanzas descentralizadas (DeFi).

La estrategia

Un protocolo de finanzas descentralizado permite a los titulares de criptomonedas intercambiar tokens en la plataforma sin la participación de una entidad centralizada.

Las transacciones se realizan en la cadena de bloques y los fondos se distribuyen a los usuarios en sus propias carteras de criptomonedas.

Nadie retiene los fondos de los usuarios, por lo que no se tiene que ceder el control en ningún momento. La falta de una autoridad central es una de las razones por las que estas estafas pueden operar con éxito

Satnam Narang, ingeniero de investigación de equipo de Respuesta de Seguridad en Tenable

El especialista explicó que los ciberdelincuentes utilizan las redes sociales para ganarse la confianza de las víctimas y ‘validar’ la credibilidad de la estafa al comprometer las cuentas de Twitter y los canales de YouTube.

Muchos usuarios confían en YouTube para comprender mejor las criptomonedas, por lo que es un lugar natural para que los estafadores se enfoquen su estrategia allí. Y si el potencial estafado ‘muerden el anzuelo’, no hay vuelta atrás.

Debido a que la criptomoneda se basa en la descentralización, es imposible que los usuarios recuperen su inversión, alertó el especialista.

Casos registrados

En su investigación más reciente, los estafadores que promocionan la moneda falsa de SpaceX pudieron robar más de un millón de dólares.

A principios de mayo, los estafadores comprometieron las cuentas de Twitter y YouTube para promover una serie de estafas de criptomonedas antes de la aparición de Tesla y el fundador de SpaceX, Elon Musk, en Saturday Night Live, robando más de 10 millones de dólares en tokens de Bitcoin, Ethereum y Doge.

Esto evidencia que los usuarios no dimensionan el alto riesgo de estas estafas, por lo que considerando la penetración de internet en el país, el impacto potencial de estas estafas es serio.