28 de marzo 2019 | 5:00 am

Advertisement

Hace cuatro años, Alberto Ventosa desarrolló Seguro por Kilómetro (SXKM), una empresa que hoy ofrece y hace más accesible este tipo de servicio, el cual en México solo el 30% del parque vehicular posee. 

Uber la rechazó, pero la aseguradora AIG vio en ella una oportunidad para extender su presencia a través del modelo de negocio innovador.

La idea surgió en un vuelo, cuando se nos cayó el acuerdo con Uber. Mi socio y yo nos preguntamos cómo era que se aseguraban los aviones. Supimos que era por horas-vuelo. Y fue entonces que empezamos a ver cómo adaptar ese formato al modelo tradicional de asegurar autos,

Alberto Ventosa, director de SXKM

El objetivo de la empresa es que los usuarios puedan pagar solo por lo que usan y cómo lo usan, en otras palabras, un seguro as a service. Sí, algo muy similar al formato en cómo Microsoft y otras compañías ofertan su software.

Para acceder al seguro, el usuario debe pagar 299 pesos al mes, lo que le permite acceder a tecnología como el PIA, dispositivo que posibilita monitorear el uso y los viajes del auto, además de proveer un botón SOS para alertar por caso de robo y accidentes. También integra un dispositivo llamado OBDII que se conecta a los autos para monitorear el estado del coche y alerta al usuario ante cualquier falla. Sí, como los Tesla.

Pero la parte más innovadora está en cómo el cliente accede a su seguro de auto. Tal y como algunas personas recargan su móvil, mediante el formato de prepago, de igual manera sucede con SXKM.

 

La empresa ofrece cinco paquetes. El primero empieza en los 250 kilómetros con vigencia de un mes y hasta los 7,000 kilómetros con vigencia de un año.

Un ejemplo para entender este concepto es el usuario que paga los 7,000 kilómetros que quizá recorre en 10 meses. Para cubrir los meses restantes, el usuario recarga su seguro con un paquete de 500 kilómetros.

En términos de costo, por ejemplo, hay coches que pagan 18 centavos el kilómetro. Si hacemos la multiplicación, el usuario estaría gastando poco más de 45 pesos por el paquete de 250 kilómetros. Con un costo final de 344 pesos, añadiendo la suscripción mensual.

En el caso de un BMW, en el que se estima un precio de 85 centavos por kilómetro, el cliente vendría gastando 212 pesos o un total de 511 pesos.

Fue este modelo el que logró cautivar hace casi dos años a Emanuel Jiménez, director de la división de autos dentro de la aseguradora AIG, que le ofreció a SXKM realizar una joint venture por tres años, lo que le permitió a la empresa de Ventosa estar registrado ante la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas.

El director de SXKM señaló que la oportunidad para la empresa es bastante amplia considerando que México es uno de los países que posee los niveles más bajos de aseguramiento en cuanto su parque vehicular.

Además de que a nivel mundial, la industria Insurtech espera alcanzar un valor de 175,440 millones de dólares.

Advertisement