Arvind Krishna

31 de enero 2020 | 1:17 pm

IBM se convirtió el jueves en la última de las grandes compañías tecnológicas en nombrar a un CEO especializado en computación en la nube: Arvind Krishna, ingeniero por el Instituto Indio de Tecnología y la Universidad de Illinois, con más de 15 patentes a su nombre, liderará la compañía a partir de abril.

Krishna reemplazará a Ginni Rometty, quien estuvo ocho años al frente de la tecnológica en los que las ventas cayeron alrededor de 25% y sus ingresos se desplomaron 28%.

Con la salida de Rometty, quien colaboró en IBM por casi 40 años, el número de mujeres directoras al frente de empresas Fortune 500 se reducirá a 32.

El nombramiento de Krishna, quien dirige la división de software cognitivo y en la nube de la compañía, recuerda el ascenso de Microsoft de su jefe de nube, Satya Nadella, para dirigir la compañía en 2014. 

La apuesta por la nube ayudó a impulsar el crecimiento en Microsoft y a superar los 1,000 millones de dólares de valor de mercado, 10 veces el de IBM. El principal reto de Krishna será enfrentarse a los gigantes tecnológicos que se han afianzado en este sector.

En el sector de la computación en la nube, un modelo en el que las empresas alquilan en lugar de comprar potencia de computación, IBM está muy por detrás de Amazon y Microsoft.

La presión se incrementa con gigantes como Alphabet y Oracle invirtiendo en reforzar sus equipos de trabajo en la nube en un intento por pisarle los talones a los gigantes tecnológicos.

De ahí proviene la caída en picada de la empresa, ya que 70% de su modelo de negocio se basa en la venta de hardware, software y servicios empresariales, áreas en las que el retroceso de los ingresos es de 5% a 10% anual, estima Mosh Katri, analista de Wedbush Securities.

El nuevo CEO de IBM fue la cabeza detrás de la operación más grande en la historia de la tecnológica: en julio del año pasado, la compañía adquirió Red Hat por 34,000 millones de dólares en un esfuerzo por apuntalar sus servicios en la nube.

Con el cambio en la dirección, Jim Whitehurst, CEO de Red Hat, pasará a ser el presidente de IBM. 

La incorporación del líder de Red Hat también significa una forma de aprovechar una comunidad mucho más grande de desarrolladores y atraer a más personas para innovar sobre su propia tecnología para mantenerse en la competencia con Amazon y Microsoft, de acuerdo con el Financial Times.

No obstante, Krishna se enfrenta con uno de los mayores que Rometty también heredó en 2012: revitalizar una fuerza laboral de 350,000 personas y tratar con unidades que no generan tanto dinero como solían.

El negocio de outsourcing de tecnología de información de IBM, que alguna vez fue uno de sus sectores más rentables, está listo para frenar, de acuerdo con analistas consultados por el Wall Street Journal.