fbpx

13 de febrero 2019 | 5:00 am

En México existe una empresa de tecnología financiera (fintech) que crece a pasos agigantados, pero aún es pequeña si se compara con los jugadores tradicionales.

Al cierre de 2018, Konfío, la sociedad financiera de objeto múltiple no regulada (Sofom), otorgó 1,710 millones de pesos en crédito a pequeñas y medianas empresas (pymes) en el país. 

La empresa fundada en 2014 da grandes pasos, al menos en el crédito que otorga a las pymes, sector que genera 52% del crecimiento económico del país y que produce siete de cada 10 empleos formales, de acuerdo con datos de la misma compañía.

El monto total del crédito que concedió Konfío en 2018 fue cinco veces mayor al de un año antes y 17 veces más que el de 2016.

Pese a estos resultados, todavía es muy pequeña si se compara con los jugadores tradicionales.

Por ejemplo, Banorte reportó que el saldo de su cartera vigente de pymes es de 33,635 millones de pesos al cuarto trimestre de 2018.

Sin embargo, el crecimiento que registró Banorte de 1% respecto al mismo periodo de un año anterior es opacado por el 515% que aumentó la cifra de crédito de Konfío.

David Arana, fundador y CEO de Konfío, consideró que para las pymes es difícil trabajar con la industria tradicional por los trámites requeridos, los cuales están realmente dirigidos a grandes corporativos.

Estamos comprometidos con apoyar al mercado. Es cuando más nos necesitan los clientes porque estamos viendo que muchos bancos se están echando para atrás. Cada vez se vuelve más relevante que seamos nosotros la opción que tengan las pymes

 David Arana, CEO de Konfío

Sin embargo, todavía existe una oportunidad de mercado para la compañía de Arana.

Tan solo tres de cada 10 empresarios que dirigen pymes tienen acceso a un crédito formal para invertir en sus negocios, de acuerdo con el Reporte de Crecimiento y Crédito de Pymes 2018 realizado por Konfío, en colaboración con Entrepreneur México.

En comparación con el estudio anterior, no se percibió avance en el acceso a crédito empresarial. El porcentaje de empresarios que reportan acceso a crédito se mantuvo en 15%.

Arana señaló para EL CEO que el principal objetivo de la empresa es impulsar a las pymes. Al inicio se enfocaron a ofrecer crédito pero ahora han sumado herramientas que ayudan a los empresarios a entender mejor su situación actual. Por ejemplo, talleres impartidos por especialistas en tecnología, como Facebook.

Arana consideró que es importante que otros aliados se acerquen y hagan lo mismo:

Muchas veces el proceso de venta de un gran corporativo está enfocado en los grandes y se olvidan del mercado que representa el 70% de la fuerza laboral. Si se empieza a atender ese mercado, empiezan a crecer y el día de mañana ya no son micro ni pequeñas empresas. Algunas podrían ser grandes empresas

Inversión en tecnología como motor de crecimiento

En 2017, siete de cada 10 líderes de pymes afirmaron que el acceso al crédito impedía su crecimiento. En el 2018 se redujo a tres de cada 10 líderes.

De acuerdo con el estudio, 40% de los empresarios enfoca sus recursos en estrategias para crear valor en sus modelos de negocios a partir de inversionistas, nuevas tecnologías y atraer talento para escalar.

El 27% de los empresarios invierte en proyectos que generen una propuesta de valor a largo plazo (invertir en tecnología, ampliar negocio e invertir en publicidad y marketing).

De las empresas que decidieron destinar recursos a tecnología o a canales digitales, el 67% obtuvo ventas a 10 millones de pesos.