15 de abril 2021 | 12:51 pm

Jeff Bezos presentó su última carta a los accionistas como CEO de Amazon, el fin de una tradición que mantuvo por más de 20 años y un hecho que allana el camino a la llegada de Andy Jessy a la dirección ejecutiva.

En su última carta, Bezos dice que la firma fundada en 1994 debe mejorar en el cuidado de sus empleados. Sus comentarios llegan días después de que los empleados de almacén de Amazon en Alabama votaron en contra de formar un sindicato por un margen superior a 2-1, una importante victoria para la minorista, que se ha resistido con fuerza a la sindicalización durante décadas.

“Aunque los resultados de la votación fueron asimétricos y nuestra relación directa con los empleados es fuerte, me parece claro que necesitamos una visión mejor de cómo creamos valor para los empleados”, escribió Bezos, el hombre más rico del mundo. 

Creo que tenemos que hacer un mejor trabajo para nuestros empleados,

agregó

Amazon, el segundo mayor empleador privado de Estados Unidos, ha sido criticado por algunos de sus 800,000 empleados por las duras condiciones laborales. 

Bezos, de 57 años, rechazó esas críticas en su carta, afirmando que los reportes de que los trabajadores de la firma son tratados “como robots” son imprecisos.

“No establecemos objetivos de desempeño irreales. Fijamos objetivos de desempeño alcanzables que tienen en cuenta la antigüedad y los datos del desempeño actual del empleado”, afirmó. 

Bezos, que dejará este año la presidencia ejecutiva de la compañía que fundó hace 27 años, dijo que planea trabajar en el aumento de la seguridad de los almacenes de Amazon en su nuevo papel como presidente del directorio.

¿Cómo Jeff Bezos cambió el mundo empresarial?

Cerca del 40% de las lesiones relacionadas con el trabajo son esguinces o distensiones debido a la repetición de los mismos movimientos y son comunes entre los nuevos empleados, indicó Bezos.

En la carta de Amazon a los accionistas de 1997, la primera, hablé sobre nuestra esperanza de crear una ‘franquicia duradera’, una que reinvente lo que significa servir a los clientes desbloqueando el poder de Internet. Observé que Amazon había pasado de tener 158 empleados a 614 y que habíamos superado los 1.5 millones de cuentas de clientes. Acabábamos de salir a bolsa a un precio de las acciones de 1.50 dólares por acción. Escribí que era el día 1,

dijo el ejecutivo

Actualmente, las acciones de Amazon cotizan en 3,372.56 dólares en el Nasdaq Composite, según datos de Investing.com.

El año pasado, la firma contrató a 500,000 empleados y ahora su plantilla asciende a 1.3 millones en todo el mundo.

Bezos busca impulsar Blue Origin tras su salida de la dirección ejecutiva de Amazon.

Cuenta con más de 200 millones de miembros Prime en todo el mundo y más de 1.9 millones de pequeñas y medianas empresas venden en Amazon, lo que representa cerca del 60% de las ventas minoristas.

“En 1997, no habíamos inventado Prime, Marketplace, Alexa o AWS. Entonces ni siquiera eran ideas, y ninguna estaba predeterminada. Nos arriesgamos mucho con cada una y pusimos sudor e ingenio en cada una”, sostuvo Bezos. 

Nuestra carta a los accionistas de 1997 concluía con esto: 

“En Amazon.com estamos agradecidos con nuestros clientes por su negocio y confianza, entre nosotros por nuestro arduo trabajo y con nuestros accionistas por su apoyo y aliento”. Eso no ha cambiado nada.