fbpx

13 de mayo 2019 | 5:00 am

Los ojos del mundo ahora están más puestos que nunca en México, gracias a la apuesta de Softbank a través de Vision Fund, el fondo de inversión de la compañía que invierte en empresas de giro tecnológico, como Uber, y que comienza a repartir una porción de su bolsa de 100,000 millones de dólares al sector innovador de México. 

El mayor beneficio es para la industria fintech, que comenzó a despegar a finales de 2015 en el país.

Por primera vez, el grupo empresarial japonés de telecomunicaciones, decidió invertir cerca de 20 millones de dólares en Clip, fundada en 2012 por Adolfo Babatz y Vilash Poovala, que ofrece un lector de tarjetas de débito y crédito móvil para los comercios que se adapta a los teléfonos inteligentes. 

El monto proviene de un fondo de inversión que SoftBank decidió abrir para empresas de tecnología en América Latina. El monto total de la bolsa es de 5,000 millones de dólares.

La entrada de SoftBank ayudará, por un lado, a que haya tickets de inversión más altos en México, además de validar una industria que permitiría generar beneficios económicos hasta por 5,000 millones de pesos anuales a las empresas a partir de la ley aprobada en 2018, estima la Asociación Fintech México.

El sector fintech en México, sin embargo, ya se venía validando con el fortalecimiento de empresas nacionales y la entrada al país de jugadores importantes en otras latitudes, como la brasileña Nubankpionera en el segmento de servicios financieros que anunció su llegada a México la semana pasada, considera Eric Pérez-Grovas, cofundador y socio general de Jaguar Ventures.

“El ver que un inversionista extranjero, que puede poner su cheque donde quiera, esté invirtiendo en México, le ayuda a la startup mexicana a validar que hay un mercado potencial muy grande. México como país tiene una penetración muy alta de smartphones y eso hace que se vuelva un mercado digital muy grande”, dice Pérez Grovas.

De acuerdo con Statista, el segmento principal de la industria fintech en México es el de pagos digitales, con un valor de transacción total de 30,279 millones de dólares.

Somos un país de más de 120 millones de habitantes, donde un porcentaje alto de la población tiene un smartphone. Esto habla de un mercado digital de decenas de millones y la entrada de SoftBank valida estos datos

 Eric Pérez-Grovas, cofundador y  socio general de Jaguar Ventures

Empujón a fondos locales

En México, durante 2018,  seis nuevos fondos mexicanos fueron constituidos. Ahora son 118 fondos los que operan en el país, de los cuales 63% se concentran en etapas de capital semilla, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap). 

La organización tiene mapeados un total de 90 fondos de origen mexicano que representan el 76% de los fondos que han realizado al menos una transacción en México en los últimos 10 años.

Con la llegada del gigante japonés, Pérez Grovas considera que este tipo de noticias deberían motivar a que los fondos locales y extranjeros tengan mayor interés en apostar por startups mexicanas.

KPMG International reportó en 2018 que de las 334 fintech que tiene detectadas que operan en México, 214 han atraído inversión extranjera principalmente de Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Brasil, detalla el estudio Fintech 100.

Hasta ahora, Clip, Kueski, Kubo Financiero y Konfío lideran las rondas de inversión más grandes en este sector y que han llamado la atención de capital extranjero.

“A los fondos extranjeros les gusta ver que hay un fondo local porque ayuda a dar certidumbre. Así que también los fondos locales nos veremos beneficiados”, agrega Pérez Grovas.

Fintech y consumo se disputan la mayor inversión

El año pasado, 33 startups recaudaron más de cuatro millones de dólares en la industria de capital emprendedor en México, con un monto total de 644 millones de dólares en capital invertido por parte de fondos.

De ese total, el 55% pertenece al sector de servicios al consumidor, seguido por el 33% al sector fintech, el 6% al sector sanitario y el otro 6% restante a los sectores de educación, energía y tecnología, medios y telecomunicaciones.

Entre las startups fintech que más capital han levantado se encuentra Clip y Kueski con montos de entre 20 y 50 millones de dólares. Mientras que Konfío fue ubicada en el rango de entre 15 y 30 millones de dólares.

Estos emprendimientos han atraído capital de inversión extranjero desde 2017, previo a la llegada del gigante japonés.

En el caso de Kueski, entre su lista de inversionistas se encuentra CrunchFund, una firma de capital de riesgo empresarial en una etapa temprana con sede en San Francisco.

Konfío levantó su segunda ronda de inversión liderada por International Finance Corporation, brazo financiero del Banco Mundial. Así como Clip con General Atlantic , empresa de capital de crecimiento global que proporciona capital y apoyo estratégico para compañías en crecimiento con sede en Nueva York.

Es por eso que la validación de Softbank por medio de la cartera podría lograr que sea más común que fondos extranjeros decidan apostar por fintechs mexicanas.

La industria seduce en todo el mundo

A nivel global, la inversión en Fintech aumentó a más del doble durante 2018; fue un año de máximos récord al alcanzar los 118,000 millones de dólares con 2,196 acuerdos, según el reporte The Pulse of Fintech – H2′ 2018 de KPMG International. 

KPMG reporta que el año pasado, las fintech realizaron grandes jugadas para expandirse más allá de sus fronteras, entre ellos Nubank, la alemana N26 y otros con sede en Reino Unido. El objetivo de crecimiento de estas empresas ha sido un gran atractivo para los inversores globales.

Además, las mismas fintech, las pioneras y que llevan más tiempo en el mercado, también hicieron sus propias inversiones. En septiembre, PayPal adquirió la plataforma de pagos con sede en Europa iZettle por 2,000 millones de dólares.

La firma proyecta que para este año continuará la consolidación del sector.

El ecosistema fintech global continuó madurando a un ritmo acelerado en el transcurso de 2018. Con grandes desarrollos que van desde el aumento de la banca abierta, el aumento de la claridad regulatoria y la maduración de la inteligencia artificial y blockchain, 2019 promete ser otro gran año para la industria

KPMG