18 de octubre 2018 | 4:31 pm

Las guerra comercial entre Estados Unidos no pasa desapercibida en las acciones de tecnológicas chinas que cotizan en Wall Street.

El 15 de junio, el presidente Donald Trump anunció la implementación de aranceles de 25% a importaciones chinas, valoradas en 50,000 millones de dólares a productos de tecnología y propiedad intelectual.

Firmas como Alibaba, Baidu, iQIYI y NIO son algunas que han visto una caída en el precio de sus papeles ante el conflicto entre ambos países.

Respecto al 15 junio, por ejemplo, el valor de las acciones de Alibaba se redujo 30.69% al cierre del 15 de octubre.

El día en que Trump anunció las medidas en contra de China, las acciones de Alibaba cotizaban en los 208 dólares en comparación con los 144 dólares por título del pasado 15 de octubre.

Además, las restricciones comerciales, las sanciones reglamentarias u otras restricciones, incluso sobre la base de motivos de seguridad nacional, impuestas a proveedores, comerciantes o socios tecnológicos podrían tener un efecto adverso en nuestra capacidad para expandir nuestro negocio y ejecutar nuestra estrategia

Maggie Wu, directora financiera de Alibaba, en una carta enviada a inversionistas con motivo del reporte del año fiscal del gigante chino.

También las empresas chinas de tecnología que debutaron recientemente en la bolsa fueron alcanzadas por la guerra comercial.

NIO, el fabricante de coches eléctricos y uno de los principales competidores de Tesla, tocó la campana en Wall Street el pasado 12 de septiembre. Un día después los títulos se dispararon 75.76% para ubicarse en los 11.60 dólares por papel.

Desde el 13 de septiembre al 15 de octubre, el precio del ‘Tesla chino’ se redujo 36.03% a 7.42 dólares por acción.

Para el CEO de Alibaba, Jack Ma, cuya fortuna está valuada en 37,900 millones de dólares, la guerra comercial ‘será un desastre’ para las naciones involucradas y otros países que tienen relaciones comerciales con éstas.

Ma incluso auguró que el conflicto comercial podría durar hasta 20 años.

“El comercio no es un arma, no puede ser usado en una guerra”, agregó en una reunión que sostuvo con inversionistas en septiembre pasado.

Del 15 de junio al 15 de octubre, el patrimonio de Jack Ma pasó de los 46,600 millones de dólares a los 37,300 millones de dólares, es decir 9,300 millones de dólares menos en cuatro meses.