21 de diciembre 2021 | 11:22 am

La compañía de telecomunicaciones británica Vodafone subastará una réplica única y detallada del protocolo original del primer SMS de la historia —enviado por la firma al empleado Richard Jarvis el 3 de diciembre de 1992 con el texto ‘Feliz Navidad’— en forma de un token no fungible (NFT).

Esta venta se realizará el próximo 21 de diciembre, deberá ser abonada en formato ether y estará a cargo de la casa de subastas Aguttes, con sede en Lyon (Francia).

La suma recaudada será destinada a la Agencia de la ONU para los Refugiados, para ayudar a las personas desplazadas en todo el mundo.

“La madre de todos los servicios de mensajería sale a subasta. De esta forma, estamos uniendo el espíritu pionero de dos siglos. Inmortalizamos el primer SMS del mundo en Blockchain y lo subastamos como NFT por una buena causa”, declaró el CEO de Vodafone España, Colman Deegan.

El comprador podrá pagar con la criptomoneda Ethereum y obtendrá la propiedad exclusiva de una réplica detallada y única del protocolo de comunicación original que transmitió el primer SMS del mundo. 

“A través de esta combinación de tecnología innovadora y movimiento por el bien social, ACNUR puede continuar ayudando a los refugiados”, dijo Christian Sschaake, director del Servicio de Asociaciones del Sector Privado de Acnur. 

Historia del servicio de mensajería 

De acuerdo con Vodafone, el primer SMS de la historia fue transmitido a través de su red el 3 de diciembre de 1992. La compañía detalló que el mensaje fue recibido por uno de sus empleados, Richard Jarvis, en una fiesta navideña, y constaba de dos palabras: Feliz Navidad.

Por esto, en la década de los noventa del siglo XX, se inauguró la era de los SMS, que son las siglas para Short Message Service, o ‘Servicio de Mensajes Cortos’.

No obstante, su popularidad mundial se consolidó siete años después, en 1999, cuando finalmente fue posible enviar mensajes de texto a través de múltiples redes.

Auge del Blockchain y los NFT

En el último año, la tecnología Blockchain ha experimentado una adopción cada vez mayor en el mundo.

Además de las criptomonedas, en este periodo, los tokens no fungibles han tenido un gran avance, como lo demuestra su auge en un gran rango de mercados, como las obras de arte digitales y los objetos de colección, así como los artículos virtuales para juegos en línea y dominios web.