18 de diciembre 2018 | 5:00 am

Por: Marisol Morelos y Jair López

El desarrollo de innovación en ciencia y tecnología quedó fuera de la mira de Andrés Manuel López Obrador, al menos así lo demuestra el gasto asignado a organismos como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la nueva Subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico y el Proyecto de Internet para Todos.

El economista Daniel Lederman y el ingeniero William F. Maloney describen en su libro R&D and Development que el crecimiento de un país y su desarrollo están generalmente asociados con el progreso tecnológico.

Las empresas y los países deben de desarrollar un sistema nacional de aprendizaje que a su vez supone el gasto en Investigación y Desarrollo. El crecimiento de las naciones está generalmente asociado con el progreso tecnológico

Daniel Lederman y William F. Maloney

Quizá el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 no vaya en línea con lo que mencionan  Lederman y F. Maloney.

Te decimos también que Internet para Todos apenas recibirá 0.24% de los Proyectos Prioritarios de AMLO

Si bien el presidente asignó recursos para el Conacyt, estos son 2,261 millones de pesos menos que el presupuesto ejercido el año pasado y 438 millones de pesos inferior al presupuesto asignado en el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Es uno de los retrocesos más grandes. Durante muchos años se peleó para que el presupuesto a ciencia y tecnología fuera ligado al PIB(1%). El recorte que se está presentado es brutal y cuando se revisan los centros de investigación, la mayoría de ellos tienen reducciones que van del 2 al 20%. Es una de las cosas más preocupantes”, Leonardo Núñez González, maestro en Administración y Políticas Públicas por el CIDE.

El ajuste al gasto del Conacyt comprende la eliminación de algunos programas, reducción en el monto destinado a Becas y a los Centros de Investigación, por mencionar algunos.

Por ejemplo, el del Fortalecimiento de la Infraestructura Científica y Tecnológica, que el año pasado le fueron asignados 100 millones de pesos.

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo 2013 -2018, dicho programa tenía el objetivo específico de otorgar apoyos para la adquisición de infraestructura científica y tecnológica con la finalidad de contribuir a la formación de recursos humanos, a la producción científica y a la colaboración institucional.  

La iniciativa y los recursos estaban enfocados a instituciones de educación superior públicas y particulares, centros públicos de investigación y en general instituciones del sector público, así como a asociaciones sin fines de lucro que realizan actividades de investigación científica, social, humanística o de desarrollo tecnológico.

Otro programa, el de de Innovación tecnológica para incrementar la productividad, solo se quedó con un monto que representa apenas el 15.11% de lo que se le asignó en 2018. El dinero invertido a este programa pasó de 1,700 millones de pesos a 257 millones de pesos para 2019.

También los Centros de Investigación se vieron afectados por la reducción en el presupuesto asignado al Conacyt. De los 25 existentes, solo cuatro se salvaron del recorte.

Otro de los rubros con menores montos fue el de becas de posgrados y apoyos de calidad, los cuales tuvieron una reducción de casi 25 millones de pesos.

Desde el periodo de campaña, López Obrador no ha visto al desarrollo tecnológico como un objetivo primordial.

En su segundo discurso como presidente de la República, al exponer sus 100 compromisos, reafirmó un interés nulo en este tipo de temas, al enfocar solo dos de ese centenar de propuestas a la conectividad, ciencia e innovación tecnológica.

“Quizás en una visión de combatir los privilegios se está atacando uno de los pocos espacios de investigación científica de élite. Se pone en riesgo el avance de la gente que va adelante en innovación tecnológica”, agregó Núñez González.

Subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico también se queda corta

La nueva Subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico también vio una disminución en el dinero que se le asigna.

A la antes Subsecretaría de Comunicaciones, se le destinarán 67% menos dinero que un año antes, al pasar de los 347 millones de pesos a los 114.5 millones de pesos.

El 11 de diciembre, en una reunión con académicos y representantes de la industria, la titular de la Subsecretaría, la ingeniera en Computación Salma Jalife, presentó la propuesta de los cincos ejes estratégicos de la subsecretaría.

Entre los ejes está garantizar el derecho constitucional de acceso a internet de forma segura; analizar, evaluar, experimentar y promover tecnologías, incluyendo desarrollos tecnológicos nacionales, estándares, esquemas de interoperabilidad y seguridad digital.

También está impulsar la estructura de datos y de gobernanza de internet para valorar su pertinencia en la transformación e inclusión digital; y coordinar el proceso de elaboración y divulgación de políticas y programas y proyectos de la Subsecretaría y el sector.