fbpx
Yogome cerró sus operaciones esta semana. (iStock)

5 de octubre 2018 | 2:58 pm

Los inversionistas consideran que el caso Yogome no representa para las startups mexicanas una amenaza a la atracción de capital, ni dentro y fuera del país, pero sí un llamado de atención para los fondos de Venture Capital.

Este jueves se dio a conocer el cierre de operaciones de la empresa, dedicada al desarrollo de videojuegos educativos para niños, y que navegó desde 2012 como uno de los casos de éxito más representativos del ecosistema emprendedor mexicano.

Diego Serebrisky, managing partner y cofundador del fondo de inversión Dalus Capital, consideró que no va a existir un impacto significativo en la industria en términos de levantamiento de capital, pero señaló que es una llamada de atención para que los fondos sean más cuidadosos en sus procesos de due diligence.

Muchos fondos como nosotros, tanto en México como en el extranjero, están interesados en invertir en México. Es un caso aislado

Diego Serebrisky Managing partner y cofundador del fondo de inversión Dalus Capital.

“Hay startups que están creciendo y generando resultados y esto no va a cambiar”, agregó el inversionista.  

De acuerdo con lo trascendido en la prensa, la caída de la startup se habría dado a partir del mal manejo de recursos por parte de Manolo Díaz, uno de los fundadores de Yogome.

Así es como Yogome engañó a inversionistas, empleados y usuarios

La compañía creada en 2010 había levantado en marzo pasado casi 27 millones de dólares de diversos fondos, entre ellos Exceed Capital Partners, Seaya Ventures, Variv Capital e Insight Venture Partners.

Yogome cerró sus operaciones esta semana por supuestos malos manejos. (EL CEO)

César Salazar, que fungió como socio de 500 Startups, prefirió no especular sobre si lo sucedido con Yogome puede perjudicar la atracción de inversión, pero aseguró que este tipo de casos suceden en todo el mundo.

“El ecosistema seguirá adelante. Siempre nos encontraremos con momentos difíciles”, precisó el inversionista.

Mario Valle, un inversionista especializado en la industria de videojuegos en México y Estados Unidos, publicó en sus redes sociales que continuará confiando en los emprendedores.

Serebrisky insistió: “De ahora en adelante habrá que exigir una revisión de mayor calidad con las empresas y sus fundadores”.