ciberataques de Irán a Estados Unidos

3 de enero 2020 | 2:04 pm

El asesinato del general iraní Qasem Soleimani, exjefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, ha generado reacciones que apuntan a un nuevo conflicto bélico entre Estados Unidos e Irán, no visto desde hace 40 años.

Sin embargo, los estudiosos e internacionalistas no esperan que Irán responda con una estrategia que implique atraer la guerra a su territorio por los altos costos que implicaría. 

Irán puede operar con estrategias que se conocen como híbridas, que van de ciberguerra hasta sabotajes y ataques terroristas. O bien, puede atacar a aliados de Estados Unidos en la zona como Israel o Arabia Saudita. Puede usar sus drones para atacar instalaciones petroleras, generando efectos económicos de mediano y largo plazo

 Mauricio Meschoulam, internacionalista y analista de diversos medios, en entrevista para el programa Así las Cosas de W Radio 

Meschoulam considera que Irán cuenta con toda una gama de instrumentos a su disposición para golpear  severamente los intereses de Estados Unidos, de entre los cuales se encuentra las herramientas tecnológicas que podrían implementar como respuesta. 

El día de hoy, Estados Unidos apareció como el tercer país más infectado por ciberataques por detrás de Rusia y Alemania, según el cybermap en tiempo real  de la compañía de ciberseguridad Kaspersky. Aunque este mapa no indica la procedencia de los ataques a los países. 

Cybermap Kaspersky

 Cybermap Kaspersky

Tensión de una posible ciberguerra 

La tensión de una posible ciberguerra entre Irán y Estados Unidos está presente desde el año pasado. 

En junio de 2019, según información de la BBC, Estados Unidos lanzó un ciberataque contra los sistemas de armas iraníes cuando el presidente Trump decidió parar los ataques aéreos en el país, según informes estadounidenses.

El ataque cibernético deshabilitó los sistemas informáticos que controlan los lanzadores de cohetes y misiles. Esto fue en reacción al derribo de un avión no tripulado estadounidense, así como por los ataques a los petroleros, por lo que Estados Unidos culpó a Irán, dijo el New York Times.

El pasado 4 de octubre, Microsoft publicó en su blog una advertencia sobre un grupo de amenazas que llamaron ‘Fósforo’, el cual consideran que se originó en Irán y está vinculado al gobierno iraní. 

En un período de 30 días, entre agosto y septiembre, el Centro de Inteligencia de Amenazas de Microsoft (MSTIC) observó que Phosphorus realizó más de 2,700 intentos para identificar cuentas de correo electrónico de consumidores que pertenecen a clientes específicos de Microsoft y luego atacó a 241 de esas cuentas. 

Las cuentas objetivo están asociadas con una campaña presidencial de los Estados Unidos, funcionarios actuales y anteriores del gobierno, periodistas que cubren la política mundial y destacados iraníes que viven fuera de Irán.