29 de octubre 2018 | 3:01 pm

Advertisement

La guerra arancelaria se avivó en los últimos meses entre Estados Unidos y China, pero hay otra ‘guerra’ que se ha suscitado desde hace varios años: el de la innovación.

Empresas de tecnología de ambas naciones poco a poco acrecientan su rivalidad en mercados como el de los teléfonos inteligentes, el comercio electrónico y recientemente, el de transporte bajo demanda.

Quizá, una de las batallas más significativas es la que sostienen Huawei y Apple.

Huawei, que inició como una compañía de telecomunicaciones, entró al mercado de consumo en 2003 con el lanzamiento de su primer smartphone 3G.

La firma china fue escalando poco a poco en la categoría de teléfonos. Comenzó con equipos básicos, pero en 2009, Huawei presentó su primer teléfono inteligente Android.

Tres años después, la compañía se colocó como el tercer fabricante más grande de smartphones en el cuarto trimestre de 2012. Pero el mayor hito de la tecnológica asiática no se dio sino hasta el segundo trimestre de 2018, cuando superó a Apple en número de unidades vendidas.

La firma de análisis IDC precisó que la compañía china vendió 54.2 millones de teléfonos, en relación a los 41.3 millones de iPhone que comercializó Apple. El hecho provocó que Huawei elevara su participación de mercado en 15.8%, respecto al 11% de un año atrás.

“Nuestro negocio de consumo es la división que más crece”, destacó Louis Cao, CEO de Huawei México, en una reunión privada con socios que sostuvo la semana pasada.

Cao atribuyó el crecimiento en el negocio de consumo a la innovación que existe en los teléfonos de la empresa, de la que dijo, es impulsada por la inversión en investigación y desarrollo (R&D –research and development-, por sus siglas en inglés).

En 2017, Huawei invirtió casi 14,000 millones de dólares en R&D, en comparación con los 11,600 millones de dólares que destinó Apple.

El año pasado, el negocio de consumo representó para Huawei 39.3% de las ventas registradas.

Si bien la firma china presentó avances relevantes en el mercado de teléfonos, comparado con Apple, también destaca la magnitud de la empresa que dirige Tim Cook en relación a Huawei.

Por ejemplo, en ingresos. En 2017, las ventas que reportó Huawei fueron de 92,500 millones de dólares en comparación con los 229,234 millones de dólares de Apple. Sin embargo, el crecimiento de los ingresos, comparado con un año antes, es mayor el registrado por Huawei.

Los ingresos de la compañía china aumentaron 15.7%, mientras que los de Apple lo hicieron un 6.3%.

El gigante del e-commerce

Algo similar pasa en el mercado de comercio electrónico.

En casi 20 años, tanto Amazon (Estados Unidos) como Alibaba (China) compiten en varios frentes, principalmente en esta industria.

Al igual que con Huawei y Apple, la empresa estadounidense genera mayores ingresos.

En 2017, las ventas que reportó la compañía que fundó y dirige Jeff Bezos llegaron a los 177,870 millones de dólares, cuatro veces más que los ingresos de Alibaba en el mismo año.

Pero la situación es muy parecida. Esto quiere decir que el crecimiento en las ventas de Alibaba es más rápido que las de Amazon. El año pasado, los ingresos de la empresa fundada por Jack Ma aumentaron 58.1%, en relación al 30.7% de Amazon.

Ambas empresas también se disputan la corona en otras industrias, como la de servicios en la nube, a través de Amazon Web Services y Alibaba Cloud; la de generación de contenido con Amazon Prime Video y Alibaba Pictures Groups, y la de supermercados: con la compra que hizo Amazon de Whole Foods y Alibaba con la adquisición de Hema.

La carrera por dominar los taxis ‘on demand’

Otro sector que es disputado por firmas estadounidenses y chinas es la de los taxis bajo demanda. Uber, por parte de Estados Unidos y Didi Chuxing, de China.

La rivalidad entre ambas compañías ha sido incluso más directa que la de Apple con Huawei y la de Alibaba con Amazon.

Todo comenzó en 2013 cuando Uber llegó a China. Desde ese momento, la compañía que fundó Travis Kalanick tuvo un crecimiento relevante en el país, ya que el servicio que ofrecía Didi, fundada un año antes, era “deficiente”, mencionó Shlomo Freud, colaborador de la revista Forbes en Estados Unidos.

Todo cambió en 2015 cuando Didi Chuxing anunció una alianza con su competidor chino Kuaidi Dache, lo que le permitió a Didi disputar el mercado de manera más pareja con la estadounidense.

Además de que en 2015 y 2016 ambas compañías levantaron 4,000 millones de dólares, de los cuales 1,000 millones provinieron de Apple.

Con esta alianza y su liquidez, Didi compitió por el mercado chino valuado en casi 30,000 millones de dólares y que para 2022 casi se duplicará a 58,748 millones de dólares, revelan datos de Statista.

La carrera no fue fácil para Uber en China. Entre 2015 y 2016, la empresa registró pérdidas por 2,000 millones de dólares, informó CNBC.

Luego de enfrentar a un competidor fortalecido por las rondas de inversión, Uber finalmente optó por salir del país tras una tentadora oferta que le hizo Didi: 35,000 millones de dólares por su negocio.

Si bien en China Didi ganó una importante batalla, ambas empresas se disputan todavía otros mercado, entre ellos el mexicano, en donde Didi se alista legalmente para comenzar a operar de lleno en la Ciudad de México y expandirse a otras ciudades del país y de Latinoamérica.