16 de agosto 2021 | 2:46 pm

La compañía espacial de Jeff Bezos, Blue Origin, presentó una demanda en un tribunal federal contra la NASA, continuando su protesta de que la agencia otorgó erróneamente un lucrativo contrato a SpaceX de Elon Musk a principios de este año.

Esta protesta de licitación desafía la evaluación ilegal e inapropiada de las propuestas de la NASA

 escribieron los abogados de Blue Origin en su presentación judicial.

De acuerdo con CNBC, la protesta, presentada en la Corte de Reclamaciones Federales de Estados Unidos el lunes, está sellada y marca el siguiente paso en el intento de la compañía de anular la decisión de la NASA. 

Un portavoz de Blue Origin confirmó la presentación de la demanda y agregó en el comunicado que está buscando “remediar las fallas en el proceso de adquisición que se encuentran en el Sistema de Aterrizaje Humano de la NASA”.

“Creemos firmemente que los problemas identificados en esta adquisición y sus resultados deben abordarse para restaurar la equidad, crear competencia y garantizar un regreso seguro a la Luna para América”, dijo Blue Origin.

La presentación de Blue Origin ante el tribunal se produce un par de semanas después de que la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de Estados Unidos Negara la protesta de la compañía, confirmando la decisión de la NASA.

El fallo de la GAO respaldó el anuncio sorpresa de la agencia espacial en abril al respecto de que la  NASA otorgó a SpaceX un contrato de aterrizaje lunar por un valor de aproximadamente 2.9 mil millones de dólares. 

SpaceX estaba compitiendo con Blue Origin y Dynetics por lo que se esperaba que fueran dos contratos, antes de que la NASA solo adjudicara un contrato debido a una asignación menor de lo esperado para el programa del Congreso.

Blue Origin no ha cejado en su lucha para ganar un contrato en el marco del programa HLS de la NASA, una de las últimas piezas clave del plan de la agencia para devolver a los astronautas estadounidenses a la superficie de la luna. 

Antes de la adjudicación del contrato de abril, la NASA había entregado casi 1 mil millones de dólares en contratos de desarrollo de conceptos, con SpaceX recibiendo 135 millones de dólares, Dynetics 253 millones de dólares y Blue Origin recibiendo 579 millones de dólares.

La presentación judicial de la compañía el lunes se produce cuando Blue Origin ha intensificado una ofensiva de relaciones públicas contra la NASA utilizando la nave espacial de próxima generación de SpaceX para llevar astronautas a la luna. En una serie de infografías comparativas, Blue Origin ha enfatizado la “cantidad sin precedentes de tecnologías, desarrollos y operaciones que nunca antes se habían hecho para que Starship aterrizara en la Luna”.

La semana pasada, Blue Origin publicó una infografía que agregaba que Starship es “un vehículo de lanzamiento que nunca ha volado a la órbita y aún se está diseñando”.

Musk, en respuesta a la infografía de Blue Origin, dio su opinión sobre la empresa de Bezos y sus críticas.

“Lo triste es que incluso si Santa Claus de repente hiciera realidad su hardware de forma gratuita, lo primero que querría hacer es cancelarlo”, escribió Musk en un tuit.