fbpx
apple_microsoft

14 de enero 2019 | 5:00 am

“El mundo es acerca de la nube primero, del móvil primero”, dijo Satya Nadella cuando tomó su posición como CEO en Microsoft frente a inversionistas.

Cuando Nadella asumió el cargo en 2014 se propuso impulsar a la compañía mediante un cambio de modelo de negocio: apostar por el software, por llevar a la empresa a dispositivos móviles y Azure, su servicio en la nube.

“La nube y el intelligent edge (análisis de datos) darán forma a la próxima fase de innovación”, escribió Nadella en su más reciente carta dirigida a los empleados.

Con esta premisa, el CEO llevó a Microsoft por un camino que le permitió convertirse en un importante proveedor de servicios de computación, especialmente para las grandes empresas y un aliado en el desarrollo open-source cuando llevó su software al sistema operativo de Linux.

Esta estrategia funcionó y logró que desde la llegada de Nadella a la compañía, el precio de la acción de Microsoft reporte un crecimiento de 179.85% en relación al 111.61% de Apple.

Gráfica comparativa de Apple vs Microsoft

(Fuente: Bloomberg)

Hoy, Apple apuesta por su división de servicios y al igual que su competidor se encuentra en el camino para que sus servicios de entretenimiento y contenidos sean los que en un futuro, generen los ingresos más fuertes. 

Desde hace varios años tiene muy bien entendido que el negocio no solamente está en la venta de los dispositivos, sino en toda la experiencia a la que puedes acceder a través de este

Radamés Camargo, analista de The CIU

Si no puedes contra el enemigo, únetele

Una de las grandes sorpresas que dio Nadella al frente de la tecnológica fueron las alianzas que comenzó a realizar con competidores como Red Hat, Salesforce y Amazon para que Azure, sus aplicaciones de Office y Cortana, su asistente virtual, llegaran a nuevas plataformas con el objetivo de diversificar sus ingresos basados en suscripciones.

Similar a lo que Apple hizo el 7 de enero cuando se alió con Samsung y LG para que los clientes que tengan una Smart TV puedan acceder al contenido de televisión y películas de iTunes a través de AirPlay 2.

“(Apple) está dando los pasos adecuados para convertirse en esa empresa que desligue gran parte de sus esfuerzos a la parte de contenidos”, afirma Radamés. 

Hasta el tercer trimestre de 2018, los iPhone representaron 59% de las ventas netas de la firma. Sin embargo, la división de Servicios es la que mayor crecimiento reportó: 17% en relación con el 29% del iPhone.

Es importante destacar que si bien el iPhone registró un aumento en los ingresos no fue así en el crecimiento de unidades donde quedó plano en comparación con el mismo periodo de un año antes.

Si bien Apple encamina sus esfuerzo hacia lo que Camargo comenta no será fácil desapegarse el iPhone.

Apple aún enfrenta el reto de salir de la mala racha en la que está sumergida actualmente. Cook recientemente notificó un recorte a sus previsiones de ventas trimestrales y la reducción de 10% en sus planes de producción en sus tres nuevos modelos de iPhone para el trimestre enero-marzo.

Por otra parte, recientemente reportes destaca que la compañía presentará tres nuevos modelos de teléfonos este año.

A Microsoft le tomó cuatro años para consolidar la estrategia de Nadella, ¿cuántos le tomará a Apple divorciarse del iPhone?