fbpx

16 de marzo 2019 | 5:00 am

La cultura del fracaso no es una estrategia de crecimiento necesariamente divertida, pues las apuestas en las grandes compañías implican pérdidas de miles de millones de dólares y, lejos del cliché, no siempre dejan un aprendizaje.

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, calificó a su empresa tecnológica como “el mejor lugar para fracasar” en una carta dirigida a los accionistas en 2016.

“Lo que realmente importa es que las compañías que no continúan experimentando, las que no aceptan el fracaso, eventualmente se encuentran en una posición desesperada donde lo único que queda es rezar al final de su existencia corporativa”, comentó Bezos a Business Insider en una entrevista.

“El tamaño de tus errores necesita crecer junto con” la compañía, dijo al sitio web. “Si no lo hace, no vas a estar inventando a la escala necesaria para realmente tener impacto”.

Pop-up stores

Uno de los más recientes ejemplos es el cierre de las 87 tiendas pop-up que Amazon tenía en centros comerciales y dentro de Kohl’s y Whole Foods, en Estados Unidos.

La empresa de comercio electrónico ganó experiencia en la operación de tiendas físicas, un área que planea seguir expandiendo, por ejemplo con su proyecto de supermercados.

(Foto: Amazon)

Botones ‘Dash’

Estos dispositivos ofrecían la posibilidad de reordenar un artículo consumible en Amazon con sólo presionar un botón, después de ser configurados mediante una aplicación.

La empresa dejó de venderlos a principios de año, pero no todo fue pérdida: según Business Insider, estos dispositivos acostumbraron a los clientes a comprar sin ver una pantalla, experiencia que ahora pueden replicar cuando ordenen productos a través de una bocina inteligente usando al asistente Alexa o incluso comprar con el microondas.

“Ahora que el horno de microondas AmazonBasics puede ordenar automáticamente las palomitas de maíz, simplemente no hay necesidad de un botón de $ 5 por separado”, indica el medio especializado.

Amazon Dash

Amazon Dash. (Foto: Amazon)

Recoge al instante

Presentado en 2017, “Instant Pick-up” permitía a los clientes recoger sus compras en tiendas físicas de Amazon minutos después de haberlas realizado en línea.

La oferta era limitada: productos básicos, botanas y bebidas y el cliente sólo necesitaba presentar un código de barras para recoger sus compras.

Sin embargo, el servicio fue cancelado, aunque Amazon nunca especificó la fecha en que ocurrió.

Ahora tiene Amazon Go, tiendas físicas con productos básicos en las que no es necesario formarte en la caja para pagar, pues la tecnología empleada permite detectar los productos que el cliente toma de los estantes y agregarlos a un carrito de compras virtual a través de una app.

Cuando el consumidor deja el establecimiento, el sistema le cobra sus compras a través de su cuenta en Amazon.

Amazon Go

Amazon Go. (Foto: Amazon)

Sitios especializados

Jeff Bezos compró Quidsi por 545 millones de dólares en 2010.

Fundada por Marc Lore, era la matriz de la primera empresa de comercio electrónico Diapers.com, que se expandió a Soap.com, Wag.com, BeautyBar.com Casacom y YoYo.com, recuerda Business Insider.

La apuesta se terminó con su cierre en 2017, cuando Amazon reconoció que nunca pudo volver rentable el proyecto.

Endless.com, un sitio para vender zapatos y accesorios exclusivamente, y myhabit.com, para productos en oferta, tampoco tuvieron éxito.

La fuerza de marca de Amazon es suficiente para los consumidores, que cada vez más acuden directamente al sitio para comprar cualquier cosa que se les ocurra, así que sitios web especializados en solo un rango de productos ya no le aportan mucho.

Fire Phone

Uno de los errores más costosos y polémicos. Presentado por Bezos en 2014, este smartphone fue duramente criticada por sus pocas capacidades y elevado costo.

A solo dos meses de estar a la venta, Amazon recortó el precio de 200 dólares a 99 centavos con un contrato de dos años y un año después descontinuó el dispositivo.

El fracaso le costó 170 millones de dólar, principalmente por inventario no vendido.

A diferencia de otras iniciativas, en las que el consumidor es el centro del desarrollo, diversos reportes de personas involucrados afirman que el smartphone se creó para cumplir con lo que Bezos quería y las grandes peticiones tecnológicas del CEO retrasaron el lanzamiento y elevaron los costos.

(Foto: Amazon)

Métodos de pago

WebPay permitía enviar dinero entre personas, para competir con Paypal. El servicio terminó en 2014, pero fue el origen de Amazon Pay, que permite pagos entre compradores y vendedores.

Wallet era la cartera digital de la empresa y solo existió durante seis meses. Era una app exclusiva para Android lanzada en 2014 para concentrar tarjetas de regalo y de lealtad y nunca logró tracción.