fbpx
Marcelo Ebrard, Andrés Manuel López Obrador

14 de junio 2019 | 8:33 am

El tráfico de personas en la frontera sur representa un flujo de 6,000 millones de dólares al año, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INAMI), reveló esta mañana el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El Canciller explicó que la información se obtuvo conversando con los migrantes, quienes afirmaron pagar entre 3,500 dólares y 7,000 dólares para cruzar la frontera.

Por lo anterior, Ebrard pidió que al Instituto “que realmente empiecen las sanciones contra el tráfico de personas”, ya que “no hay nadie que llegue sin haber pagado algo”.

El despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur estará concluido para el próximo martes como parte del Plan de Migración, confirmó el funcionario.

El Canciller detalló que la Guardia Nacional será apoyada por elementos de la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional.

El INAMI contrató 825 elementos más para enviar a los estados del sur que tienen frontera con Guatemala y Belice, así como 200 elementos de la Secretaría de Bienestar que se encargarán del programa Desarrollo y Bienestar y llegarán a Chiapas el fin de semana.

En cuanto al presupuesto con el que se llevará a cabo el plan para contener el flujo migrante, el secretario de Relaciones Exteriores aseguró que actuarán con los recursos ya previstos y recordó que se puede hacer uso del Fondo Yucatán de ser necesario.

“Los recursos ahí están en el presupuesto, solamente lo tienen que hacer rápido”, agregó el Canciller.  

Este viernes, el gobierno se reunirá con las autoridades de Estados Unidos para discutir puertos de entrada y cómo se va a medir el número de migrantes.

Acuerdo incluye tercer país seguro: Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que el acuerdo migratorio con México incluye un plan de “tercer país seguro” si otros esfuerzos para contener la crisis en la frontera entre las dos naciones fracasan, de acuerdo con un reporte de Reuters.

“Es totalmente correcto y eso es lo que va a suceder”, declaró a Fox News.

El mandatario respondió así a la pregunta si el plan incluye esa opción en caso de que México no pueda mermar el flujo de inmigrantes centroamericanos que se dirigen a Estados Unidos.

Washington había manifestado previamente que quería que México se declarara un tercer país seguro, en el que los solicitantes de asilo podrían estar en lugar de Estados Unidos, una demanda que la nación latinoamericana ha rechazado durante mucho tiempo.

La figura del “tercer país seguro” supone que las personas que solicitan asilo en un país, puedan recibir el mismo tipo de protección en otra nación, considerada segura, para aliviar los flujos migratorios del primero.