Los formatos económicos serían los más beneficiados. (Foto: Bernard Hermant, Unsplash)


20 de septiembre 2021 | 5:00 am

Los sectores de servicios y la industria de la construcción aún no permiten que el mercado de empleo formal en el país se recupere de las destrucciones laborales que ocasionó la pandemia de COVID-19.

Si se consideran los niveles prepandemia y se quita el efecto estacionario escogiendo meses iguales, todavía en México faltan trabajos por recuperarse. 

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, entre agosto del 2019 e igual mes del 2021 se registra una merma en el país de 1,187 trabajos asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

Esta diferencia negativa se debe a las pérdidas de 448,758 y de 46,158 plazas laborales que presentan en el periodo de análisis los rubros de servicios para empresas, personas y el hogar y de la construcción, respectivamente. 

Ramírez de la O destaca creación de 13.6 millones de empleos; predominan salarios bajos

Es decir, estos sectores no logran recuperarse tras el total confinamiento y paro de actividades no esenciales durante los meses de abril y mayo del 2020 para evitar la propagación del virus.

Por tipo de trabajador, en el contexto de la reforma a la subcontratación, destaca que se generaron 248,920 empleos asegurados en el IMSS entre agosto del 2019 y el mismo mes del 2021, pero como la pérdida en trabajos eventuales de 250,107 ocasionó que el total nacional fuera negativo.  

Outsourcing, una reforma que pone más lupa en lo fiscal que en lo laboral

CDMX alenta recuperación de empleo 

En tanto, por estado, en este periodo 21 lograron recuperar los niveles previos a la crisis económica generada por el COVID-19, no obstante, la destrucción laboral que vive la Ciudad de México frena la reactivación del país. 

La capital, que es el motor económico de todo el territorio, fue la entidad que mostró la mayor merma con 209,128 bajas en el Seguro Social, por lo que está lejos de recuperarse. 

Hay que resaltar a Baja California, primer estado en recuperar los empleos perdidos por la contingencia sanitaria, ya que se colocó en primer lugar nacional en creación de trabajos formales en el lapso de análisis con 83,082 plazas nuevas, siendo más del doble de las que creó la entidad en segunda posición, Nuevo León, con 40,665 altas en el IMSS.