PRESUPUESTO SEDENA Y GUARDIA NACIONAL

7 de septiembre 2022 | 5:00 am

Advertisement

Uno de los temas que más incendiará los ánimos de los legisladores en la discusión y aprobación del Paquete Económico 2023 será el presupuesto que se le asigne a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), especialmente por la incorporación de la Guardia Nacional. 

Si bien, esta iniciativa aún no está aprobada por el Senado de la República, analistas consideran que podría estar incluida en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de la Sedena y tendrá un aumento del mismo por 60.35% para el 2023. 

Para este año, la Sedena contó con un presupuesto de 104,107.9 millones de pesos; mientras la Guardia Nacional que todavía forma parte de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana contó con 62,825.4 millones de pesos. 

Solo incorporando esta cantidad, el presupuesto de Sedena ascendería a 166,933.2 millones de pesos, es decir, 60.35% más de lo que se aprobó en este año, de acuerdo con datos de los Presupuestos de Egresos de la Federación de cada año. 

 Es un incremento presupuestario interesante (…) Pero es preocupante, porque se estarían dando actividades al Ejército, en las que no están especializados y preocupa el hecho de que podrían tener más poder y determinación que las propias secretarías de Estado

 planteó Sunny Villa, directora y socia fundadora del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP).

 

Para la especialista del CIEP, será indispensable que la incorporación y los recursos de la Guardia Nacional cumplan con los criterios de transparencia y rendición de cuentas que tienen las demás dependencias públicas. 

No dejes de leer: Guardia Nacional en Sedena, el plan de AMLO para evitar privatización de AIFA y Tren Maya

Priorizan militarización y quitan poder a la administración pública 

Manuel Guadarrama, especialista en finanzas públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), coincide en que, incorporar a la Guardia Nacional a la Sedena solo dará un mayor poder y participación de la fuerza militar sobre las capacidades de la administración pública. 

Lo que estamos viendo es un presupuesto que va hacia la militarización, no solo con el tema de la Guardia Nacional, sino en general en todos los recursos que se han dado a temas de protección ciudadana y construcción de obras públicas

 expuso Manuel Guadarrama, coordinador de finanzas públicas del IMCO.

Para dimensionar el presupuesto que tendría Sedena en 2023, solo entre 12 dependencias de la administración pública tuvieron un presupuesto en 2022 por 161,579 millones de pesos. 

Entre estas dependencias se encuentra la Secretaría de Economía, la cual defenderá los intereses del país frente a las controversias que presentaron los gobiernos de Estados Unidos y Canadá bajo los estándares del T-MEC. 

Por un lado se está desvirtuando el propósito de las fuerzas armadas y por el otro, se debilita la capacidad de respuesta de la administración pública. Esta política de austeridad republicana sí ha reducido la capacidad de respuesta de la administración pública

dijo el especialista del IMCO.

Mayores plazas en Sedena 

Una de las apuestas del gobierno de AMLO fue precisamente recortar la burocracia en diversas dependencias públicas; sin embargo, en Sedena se observó un aumento del 20% entre diciembre del 2018 a lo que va del 2022, pasando de 215,236 plazas a 259,689. 

plazas en la sedena

El gobierno de AMLO ha proyectado que la fase inicial de la Guardia Nacional estará conformada con elementos procedentes de la Policía Militar, la Policía Naval y la Policía Federal y “sus integrantes tendrán garantizados el respeto a sus derechos adquiridos de las corporaciones de las que provengan”.

De esta manera, se estima que la Guardia Nacional pueda estar conformada hasta por 140,000 elementos para una cobertura de 266 regiones distribuidas en las 32 entidades federativas. Para este año, se reportaron 38,734 plazas, de acuerdo con el Tomo IX del Analítico de Plazas. 

La especialista del CIEP comentó que el personal que forma parte de la Sedena tiene diferentes esquemas de seguridad social y si bien hay un aumento de plazas, ello no significa que tengan los mismos derechos.

Es un hueco que no ha sido aclarado. Aquellos que tienen educación civil, pero no el servicio militar como tal, no pueden acceder a los servicios de seguridad social a los que tienen acceso los de la Sedena.

 dijo Villa

Tanto el analista del IMCO como la especialista del CIEP coincidieron en que el presupuesto del 2023 estará concentrado en una dependencia en la que no se debe pensar ni percibir como un impulsor de la economía y que al final, tampoco será a la que ayude a los más desprotegidos.

Advertisement