fbpx

27 de febrero 2019 | 3:01 pm

La demanda de leche y sus derivados crecerá en 2019 como resultado de la dispersión de recursos públicos en varios programas sociales promovidos por el gobierno federal, de acuerdo con estimaciones de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec) dadas a conocer este miércoles.

“En el sector interno vemos un crecimiento de la demanda, derivado del crecimiento inercial por encima del crecimiento de la producción primaria y por otro lado esperaríamos que la dispersión de recursos económicos de los programas sociales que este nuevo gobierno está impulsando, impulsen también un crecimiento adicional”, dijo Miguel Ángel García Paredes, presidente de la principal agrupación de productores lecheros en el país durante el Foro de Perspectivas del Mercado de los Lácteos 2019.

García Paredes aseguró que la agrupación – que arropa a más de 110 empresas que captan 90% de la leche se procesa en el país— está en pláticas con la recién creada Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) para ajustar detalles en el precio de garantía que fijó el presidente López Obrador para la compra de leche.

Para este año, la meta de la Canilec es incrementar el consumo de leche entre los mexicanos, para pasar de los 130 litros por persona que se consumen actualmente, a 180 litros.

García Paredes señaló que las cifras del consumo mexicano están por debajo incluso de lo que registran países como Costa Rica, Colombia, Chile, Uruguay, Argentina y Brasil. Además refirió que pese a que el año pasado la producción primaria del alimento logró un crecimiento de 1.7% “se ha estancado a los largo del tiempo” porque la alza solo va en función del crecimiento poblacional.

“Lograr ese aumento de 50 litros en el consumo de leche por habitante, representaría una demanda adicional de 6,000 millones litros, esto es igual a la mitad de la cantidad que actualmente producimos en el país; este es el tamaño del reto y oportunidad al mismo tiempo”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el 2018 el producto lácteo que registró la mayor alza en su producción fue la mantequilla con un 13.9% en comparación al año anterior. Le siguieron el queso, con 5%, y la crema con 0.6%

Los números rojos fueron para leche en polvo, con una disminución de hasta 7.4%, la leche pasteurizada con 4.4%, el yogurt con 2.7% y la leche UHT con 2.1%.

El peso del sector lácteo deriva de su impacto económico. La producción nacional de leche bovino asciende a 12,000 millones de litros anuales, que representan 17% del valor de la producción pecuaria en México.

De hecho, el mercado de la leche está valorado en alrededor de 320,000 millones de pesos.

El sector también produce 600,000 empleos directos y un millón de indirectos.