fbpx

31 de diciembre 2018 | 5:00 am

Junto con su llegada al Poder Ejecutivo, Morena vive también en este 2018 su arribo a los gobiernos de Tabasco, Ciudad de México, Chiapas, Veracruz y Morelos.

Este 31 de diciembre toma posesión Adán Augusto López Hernández en la entidad tabasqueña, en sustitución del perredista Arturo Núñez, y así se completa la quinteta morenista en funciones.

Anteriormente ya lo había hecho Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México, Rutilio Escandón en Chiapas, Cuauhtémoc Blanco en Morelos y Cuitláhuac García en Veracruz.

El sexenio anterior estuvo marcado por casos de corrupción y desfalcos en las entidades; muestra de ello son los priistas César Duarte en Chihuahua, hoy prófugo acusado de peculado electoral y desvío de fondos; el de Roberto Borge en Quintana Roo, detenido por operaciones con recursos de procedencia ilícita; Javier Duarte en Veracruz, vinculado a proceso por delitos como operaciones con recursos ilícitos, delincuencia organizada y tráfico de influencias.

Ante ello, la nueva administración federal encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador creó a los “superdelegados”, figuras que manejarán los programas federales en los estados para, entre otras cosas, evitar el uso incorrecto de esos recursos por parte de los gobernadores.

Junto con la transformación prometida por el tabasqueño, los cinco gobernadores morenistas deberán mostrar una misma política de austeridad y cero corrupción, por lo que estarán  a prueba de no repetir los errores que señalaron cuando eran oposición, pero ¿en qué condiciones les dejan a las entidades las administraciones salientes?

Los números en seguridad, deuda…

Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2018, por cada 100,000 habitantes en la Ciudad de México hubo 43,069 víctimas de delitos, mientras que en Tabasco 33,589; en Morelos 31,842; en Veracruz 16,512 y en Chiapas 15,631 habitantes.

El mismo ejercicio estadístico del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) indicó que el delito más frecuente en las cinco entidades fue el de robo o asalto en la calle o el transporte público.

Mientras que la percepción de inseguridad pública en Tabasco fue la más alta con 91.9%, seguido de Veracruz con 88.8%, la CDMX con 88.3%, Morelos con 86.4% y Chiapas con 71.4%.

Un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), al cierre del 2017 la deuda per cápita de las entidades que gobernarán los morenistas son de 9,283 millones de pesos en la Ciudad de México; 5,919 millones de pesos en Veracruz; 3,570 millones de pesos en Chiapas; 2,620 millones de pesos en Morelos y 2,058 millones de pesos en Tabasco.

La organización México, ¿cómo vamos? cuenta con semáforos estatales donde se mide la actividad de cada una de las entidades bajo la evaluación de ocho indicadores que son: crecimiento económico, empleos formales generados acumulados, productividad, pobreza laboral, informalidad, deuda pública, desigualdad laboral y ocupación del gobierno.

La Ciudad de México obtuvo resultados positivos en empleos formales generados acumulados, productividad, pobreza laboral y deuda pública; se encuentra en un punto medio en informalidad y crecimiento económico y reprueba en desigualdad laboral y ocupación del gobierno.

De los ocho indicadores, la entidad chiapaneca reprueba siete y solo logra aprobar el de ocupación del gobierno. Mientras que la veracruzana aprueba la misma, consiguió resultados medios en crecimiento económico y reprobó en los seis restantes.

En Tabasco las cosas no pintan diferente. Según la evaluación de México, ¿cómo vamos?, la entidad no aprueba ninguno solo obtiene resultado medios en deuda pública y productividad.

Mientras que Morelos tampoco logró obtener resultados positivos en ninguno de los factores, solo se ubicó en un punto medio en crecimiento económico, deuda pública y desigualdad laboral.

Otra organización que evalúa los desempeños estatales es el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO). Según el resultado de dos seguimientos, el Índice de Competitividad Estatal 2018 y el Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2018, los resultados de las entidades son:

La Ciudad de México se ubicó en el primer lugar del primero mientras que Chiapas fue el último. En los últimos lugares también se ubicaron Tabasco y Veracruz situados en el puesto 27 y 28, respectivamente. Mientras que Morelos se posicionó a mitad de tabla en el 16.

Este índice mide la capacidad para atraer y retener talento e inversiones, lo cual es traducido, según el IMCO, en mayor productividad y bienestar para sus habitantes.

Mientras que el segundo que analiza la calidad de información sobre el ejercicio de los recursos públicos por parte de las entidades y tiene como fin eliminar la opacidad.

En esta evaluación los papeles se invierten, ya que los mejores ubicados son Veracruz, Tabasco y Chiapas en los lugares 5, 11 y 18, respectivamente. En tanto, los peores fueron la CDMX en el sitio 31 y Morelos en el 26.