30 de marzo 2020 | 7:32 pm

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que se extiende el plazo de la suspensión de actividades no esenciales en sectores privado, público y social hasta el 30 de abril.

Previamente, el gobierno había estimado que estas suspensión terminaría el 19 de abril.

López-Gatell informó que en México ya hay 1,094 casos de COVID19 en México, 101 más que el domingo, mientras que el número de defunciones aumentó en ocho, a 28. Hay 2,752 casos sospechosos.

Las actividades que no paran por ser esenciales son las relacionadas para atender la emergencia sanitaria (desde la parte médica hasta la administrativa); las de seguridad publica; operación de programas sociales del gobierno, y las relacionadas a la producción y distribución de servicios indispensables (agua, energía, drenaje y saneamiento).

También no se detendrán las actividades en sectores esenciales para el funcionamiento de la economía y de las cuales se publicará una lista.

Dentro de las actividades esenciales y que seguirán operando se deben aplicar las siguientes acciones:

-No realizar congregaciones de más de 50 personas, previamente la medida aplicaba hasta 100 personas.

-Se exhorta a toda la población -incluida las personas procedentes del extranjero- a cumplir el resguardo domiciliario del 30 de marzo al 30 de abril de este año.

-Resguardo domiciliario de manera estricta a toda persona mayor de 60 años y no de 65 años como se estableció anteriormente. La medida aplica a personas con hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiacas o pulmonares y personas embarazadas.

-Después del 30 de abril, la Secretaría de Salud, en acuerdo con la Secretaria de Economía y la Secretaría del Trabajo, emitirán lineamientos para el regreso escalonado y regionalizado de las actividades laborales económicas y sociales a nivel nacional.

-Se postergan censos y encuestas en territorio nacional que involucren la movilización de personas.

Por ejemplo, el censo de población y vivienda que lleva a cabo el Inegi queda suspendido.

COVID-19 ya es emergencia sanitaria en México: Ebrard

El canciller, Marcelo Ebrard, informó que la pandemia ocasionada por el COVID-19, ya es una situación de emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor en México.

Dada la situación que guarda la epidemia por el virus COVID-19 en el país se han dictado diversas medidas por el gobierno federal (…) reconoció como a dicha enfermedad como grave de atención prioritaria,

indicó Ebrard.

También el gobierno federal instó a las Secretarías de Hacienda, Economía y del Trabajo, así como al IMSS, ISSSTE e Infonavit, a operar las medidas necesarias para proteger a empresas y trabajadores durante la vigencia de la declaratoria de emergencia sanitaria.

El canciller dijo que, al ser una declaratoria de emergencia por causas de fuerza mayor y según las explicaciones de la secretaría del Trabajo y el consejero jurídico, no aplica la disposición legal que permite a las empresas pagar solo una indemnización a los trabajadores.

“La empresa que lo intente se va a enfrentar en el proceso laboral que va a perder, porque la ley es muy clara. Además no le conviene a las empresas, porque si lo hicieres, ¿qué va a suceder? Pues destruyes tu empresa, te quedas sin todo el knowledge, conocimiento, la capacidad de tu empresa. Es casi como un suicidio para una empresa”, refirió Ebrard.