21 de mayo 2019 | 11:41 am

Germán Martínez Cázares presentó su renuncia este martes a la dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y acusó que “algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa” en la institución.

Estos miembros de Hacienda “ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social”.

El funcionario aseguró que aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador proclamó el fin del neoliberalismo al inicio de su administración, “en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo’”.

Martínez concordó con AMLO en que el IMSS se debe transformar, pero afirmó que se requiere una reforma legal y no una pequeña reforma reglamentaria. “La cuarta transformación no son cambios burocráticos, sino revolución cultural”, dijo en su renuncia.

También reveló que algunos funcionarios de la Secretaría de Hacienda intentan una “remodelación cosmética del IMSS” al reformar el Reglamento para colocar funcionarios administrativos en los Estados desde la SHCP y así anular a los Delegados que el Consejo Técnico aprobó.

“Mientras se discute la remodelación del IMSS, muchos trabajadores siguen sin certeza laboral, otros sin contrato, algunas vacantes aumentan, el rezago en infraestructura es brutal, los contratos y convenios de servicios se rezagan y algunos están por vencerse sin horizontes de legalidad y eficiencia”,

Para el funcionario de 51 años, el control del gasto en el IMSS tiene dos consecuencias: “una directa para el IMSS: pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes; y un segundo efecto indirecto todavía peor: el fortalecimiento de los servicios de salud privados, que ocasionará mayor ‘gasto de bolsillo’ de las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento”.

“Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano. Ese control llega a escatimar los recursos para los mexicanos más pobres”, concluyó Martínez.

AMLO responde a renuncia

El presidente lamentó la decisión de Germán, pero dijo que “hay muy buenos servidores públicos en el equipo” y que iba a ser sustituido pronto:

No comparto el punto de vista (…) somos libres y hay muy buenos servidores públicos para sustituir a quienes no están conformes y además son libres, no se puede tener a nadie a la fuerza,

declaró en Veracruz.

Afirmó que su gobierno trabajará para que el IMSS mejore y para que Hacienda y el Seguro Social se pongan de acuerdo.

“Seguramente Germán regresa al Senado y va a seguir manteniendo sus principios”, agregó.

El mensaje de renuncia de Germán Martínez revela que en la administración federal se confunde un órgano de Estado con el gobierno, que hay poco entendimiento del tripartismo y una falta sensibilidad social en los recortes al gasto,

escribió en Twitter el preside de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos.

Un breve paso por el IMSS

En los pocos meses que estuvo al frente del IMSS, Germán Martínez propuso modificar el artículo 27 de la Ley del IMSS, que establece las reglas de conformación del salario base para el cálculo y pago de las cuotas obrero-patronales.

Esta iniciativa de ley permitiría evitar la subvaluación de las cuotas para fortalecer las finanzas del Instituto y para que los trabajadores recibieran los montos completos de seguridad social.

El pasado 31 de marzo, Martínez también presentó el programa piloto para incorporar a las personas trabajadoras del hogar al sector laboral formal que proponía garantizar el acceso a la seguridad social a las personas trabajadoras del hogar en igualdad de condiciones que el resto de los trabajadores.

Durante la presentación del programa en una ceremonia, Martínez Cázares, explicó que la meta es que en 18 meses, el programa se convierta en una iniciativa de Ley que haga obligatorio la incorporación al IMSS de las y los trabajadores del hogar.

“Apenas iniciamos a pagar una gigantesca deuda de discriminación, racismo y en muchos casos, humillación”, dijo en ese entonces el funcionario ante miembros asistentes del Sinactraho.

El 3 de diciembre de 2018, Germán Martínez asumió el cargo como director general del IMSS. Es  licenciado en Derecho por la Universidad La Salle y tiene una especialidad en Derecho Constitucional y Ciencias Políticas por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid.

Fue secretario de la Función Pública hasta su renuncia en septiembre de 2007, fecha en que buscó la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional. Ha sido diputado federal en dos ocasiones y antes de asumir el cargo como titular del Seguro Social, se desempeñó como senador del Grupo Parlamentario del Morena.