11 de noviembre 2019 | 3:15 pm

Nota del editor: esta nota se publicó originalmente a las 8:54 am y se actualizó con el asilo político otorgado a Evo Morales.

El gobierno de México dará asilo político a Evo Morales, informó este lunes el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El canciller informó en un mensaje a medios que Evo, quien renunció a la presidencia de Bolivia en medio de una crisis política, pidió asilo a la administración de Andrés Manuel López Obrador.

La cancillería mexicana ha decidido conceder el asilo político a Evo Morales en virtud de la situación que se vive en Bolivia, en donde su vida y su integridad corren peligro, 

argumentó Ebrard.

Expuso que la decisión se informó a la Organización de Estados Americanos (OEA) y que se hará del conocimiento de la Organización de las Naciones Unidas, invocando la protección internacional a la vida y la integridad de Morales.

Más temprano este lunes, el canciller había declarado que el gobierno de México reconoce a Evo Morales como presidente “legítimo” de Bolivia.

Afirmó que la dimisión del mandatario se debió a un “golpe” dado por el Ejército, lo que calificó como un grave retroceso para la región.

Lo que ayer se produjo (en Bolivia) lo consideramos un golpe (… ) Es un golpe porque el Ejército pidió la renuncia del presidente y eso violenta el orden constitucional de ese país,

 afirmó en la conferencia de prensa matutina de López Obrador.

El funcionario dijo además que la administración federal no reconocería un gobierno de carácter militar en el país andino.

México no vería con buenos ojos ningún tipo de gobierno que no emane del proceso electoral legítimo, esa es la postura de México,

puntualizó.

Agregó que el gobierno no juzga sobre procesos de reelección en otro países.

“La postura es reivindicar, demandar el respeto al orden constitucional y a la democracia en Bolivia, esa es la posición que México quiere hacer valer, por supuesto que haremos valer el derecho de asilo que México siempre no solo lo ha promovido, sino lo ha ejercido en las muy diferentes circunstancias históricas que caracterizan a nuestra política exterior”, expuso.

Recordó el primer artículo por el cual se fundó la OEA, que refiere “a la defensa de las libertades y la democracia”.

“Vamos a demandar, proponer una reunión urgente de la OEA y ejercer lo que la carta señala: proteger las libertades y la democracia de los países miembro”, indicó.

El canciller señaló que el gobierno estará pendiente sobre qué tipo de gobierno se configura, porque no solo fue la salida de Evo Morales, sino también del “vicepresidente, ministros, senadoras, senadores, diputadas y diputados”.

Agregó que hay 10,000 connacionales en Bolivia.

Sostuvo que no existe una previsión constitucional para el caso de que el Ejército pida la renuncia del presidente en turno, por lo que se entró en un terreno no previsto.

Tras la intervención de Ebrard, el presidente López Obrador reiteró su reconocimiento a la decisión de Evo Morales.

“Mi reconocimiento al presidente Evo Morales porque prefirió renuncia a exponer la vida de sus conciudadanos, eso es muy importante”, dijo el presidente López Obrador.

“Solo me resta decir que suscribo lo dicho por el secretario de Relaciones Exteriores, esa es la postura del gobierno de México, como ya se trató el tema con amplitud”, manifestó.

López Obrador demandó a la organización “que se fije con claridad una postura; no al silencio”.

El domingo, antes de la renuncia de Evo Morales, la OEA difundió los resultados de su auditoría que hablaban de “irregularidades” en las elecciones del 20 de octubre, en las que el mandatario había accedido a un cuarto mandato en primera vuelta.

Con información de Reuters y AFP