Startup

3 de marzo 2021 | 5:00 am

Hoy la revolución tecnológica ha permitido el desarrollo de startups disruptivas como Cruise, empresa basada en San Francisco que se enfocan en el desarrollo de vehículos autónomos para mejorar la experiencia del usuario.

Cruise fue fundada en el 2013 por Kyle Vogt y Dan Kan, quienes empezaron sus primero pasos levantando capital de inversionistas ángeles utilizando la plataforma de equity crowdfunding AngelList y además participaron en la aceleradora YCombinator, graduándose en el invierno del 2014.

A la fecha han levantado 7,300 millones de dólares y en marzo de 2016 la empresa fue adquirida por General Motors por un monto estimado de 500,000 millones de dólares a una valuación de 1,000 millones. Esta experiencia es común en las startups en etapas tempranas y dependiendo de la red de contactos y capacidad de networking de sus fundadores, es posible que el primer ticket de inversión lo busquen con inversionistas ángeles, aceleradoras y plataformas de crowdfunding.

Ángeles

Los ángeles inversionistas suelen ser individuos con gran poder adquisitivo y experiencias relevantes en el mundo de los negocios que invierten en etapas tempranas de startups con la finalidad de obtener un rendimiento financiero, exposición en un sector industrial o favorecer el desarrollo del ecosistema de venture capital. Usualmente son empresarios o emprendedores que han tenido una salida o han crecido su empresa de manera significativa.

Los tickets de inversión de un ángel suelen rondar los 10,000 a 100,000 mdd para rondas semilla. Los ángeles brindan apoyo a los emprendedores en el levantamiento de capital subsecuente, en el desarrollo comercial, en la contratación del equipo y son una especie de consultor/mentor para el equipo de fundadores.

Un elemento favorable de tener ángeles es el desarrollo potencial del negocio, la agilidad en el desembolso de la inversión y la credibilidad que brindan a la startup en el desarrollo de sus operaciones.

Sin embargo, algunas desventajas son su poca capacidad para invertir en rondas subsecuentes a diferencia de un inversionista institucional, su poca participación en el monitoreo y control de la startup y el hecho de que es difícil tener acceso a ellos.

Aceleradoras

Las aceleradoras son organizaciones que administran programas de aceleración de startups con la finalidad de incentivar su crecimiento y apoyarlas en el proceso de levantamiento de capital. Las aceleradoras pueden ser generalistas (Y Combinator, 500 Startups, Plug & Play, Techstars, MassChallenge), especializadas por industria (The Kitchen enfocada en Foodtech en Israel, Startupbootcamp enfocada en Fintech en Latam, SKUx enfocada en Retail  en Estados Unidos) o por geografía (Startup México y Startup Chile).

Dentro de las startups más relevantes que pasaron por el programa de aceleración de YCombinator (con un ticket de inversión inicial de 125,000 dólares y una valuación de menos de 2,000 mdd se encuentran: Airbnb (NASDAQ:ABNB) que hoy en día vale 120,000 mdd, DoorDash (NYSE:DASH) con una valuación de 65,000 mdd y Rappi que ha levantado 1,700 mdd de inversionistas como Sequoia Capital, Softbank, a16z y Monashees.

Generalmente, las aceleradoras operan por medio de batches a lo largo del año, donde brindan conocimiento sobre producto, crecimiento, levantamiento de capital, legal, modelo de negocio y consultoría o mentoría a los fundadores de las startups.

Durante el programa las startups pueden hacer uso de las instalaciones de la aceleradora. Además, la aceleradora puede contribuir un monto en efectivo a la startup; por ejemplo, 500 Startups da un ticket de 150,000 dólares a cambio del 6% de participación accionaria de la empresa y YCombinator invierte 125,000 por el 7%. Al finalizar el programa hay un DemoDay donde la startup hace su pitch a un grupo de inversionistas con el objetivo de levantar capital.

También existen los Venture Studios, programas de aceleración sin restricciones de calendario a los cuales pueden aplicar las startups. Algunos ejemplos de estos son Science Studio o BootstrapLabs en Estados Unidos y Venture Rock en Europa y Asia.

Si eres un emprendedor primerizo o vas a desarrollar un emprendimiento en una nueva geografía es recomendable participar en un programa de aceleración. Es una buena forma de adquirir conocimientos y fortalecer tu red de negocios.

Además, el haber participado en una aceleradora te brinda un certificado intangible que fortalece tu reputación. Hay que recordar que una aceleradora no resuelve todo, es importante considerar el alineamiento entre las expectativas del emprendedor y la oferta de la aceleradora. Participar en un programa requiere tiempo, esfuerzo y en ocasiones reubicarse en una nueva ciudad.

Crowdfunding

Es una plataforma de financiamiento colectivo donde las startups levantan capital de un gran número de inversionistas. El ticket por inversionista puede ser pequeño, en ocasiones desde cinco dólares. En estas plataformas podrás encontrar startups en fase pre-semilla y semilla con levantamientos de capital pequeños desde 25,000 a un millón de dólares.

A cambio de la inversión los inversionistas reciben un porcentaje de participación accionaria, alguna compensación en especie, o ambas. Estas plataformas ganan una comisión sobre la cantidad levantada. Una de las plataformas de crowdfunding en Estados Unidos es Republic, en donde en sus etapas tempranas levantaron capital SpaceX, Robinhood y Carta.

Uno de los beneficios de levantar capital en estas plataformas es la concentración de inversionistas en un solo lugar y la rapidez en el proceso de inversión a través de estructuras sencillas. Pero, algunas desventajas de estas plataformas es la poca cercanía y valor agregado de los inversionistas, la comisión que recibe la plataforma y el hecho de que en muchas ocasiones tienes que llegar a la meta del levantamiento para recibir el capital.

Si te encuentras levantando capital por primera vez considera algunas de estas tres opciones. Empresas como Revolut han pasado por estos procesos con gran éxito y a la fecha ha levantado más de 900 millones de dólares. Toma en cuenta los pros y contras de cada una de estas opciones y úsalos a tu favor.

“A menudo se dice que levantar dinero no es un éxito, no es un hito para una empresa y creo que es cierto” – Mark Andreesen, Fundador de a16z