5 de agosto 2021 | 12:08 pm

Por Ignacio Corcuera*

En publicaciones anteriores he escrito sobre que son las métricas ESG, los beneficios que tiene integrarlas en tu portafolio de inversión, y cómo hacerlo. En esta ocasión hablaré sobre las más recientes noticias del sector ESG en el mundo corporativo nacional. Veremos las acciones principales que se han llevado a cabo para incorporar la sustentabilidad en el modelo de negocio de las empresas. 

En abril comentamos sobre las emisiones de deuda socialmente responsables que se estaban llevando a cabo en México. Recientemente, BOLSA anunció que espera que, durante este año, se lleve a cabo la emisión de, por lo menos, once bonos verdes. Al cierre de junio ya se habían emitido cuatro de éstos por OMA, FIBRAPL y AC. Estas cuatro emisiones representan 7,100 millones de pesos. Con las 11 emisiones esperadas se estima que el monto a recaudar supere los 15 mil millones de pesos. 

Los recursos de estos bonos verdes se utilizarán principalmente para invertir en generación de energía solar y eléctrica. Asimismo, se utilizarán para financiar proyectos de infraestructura, para la adaptación a los problemas ocasionados por el cambio climático, así como para la mitigación del impacto medioambiental de las empresas, mediante el control de sus residuos y la contaminación que generan. 

Puntualmente, estas son las acciones que están llevando a cabo empresas mexicanas para combatir el cambio climático:

Orbia

En mayo, Orbia emitió bonos ligados a metas sustentables que busca alcanzar en el 2023 y 2025, este bono ascendió a los 1,200 millones de dólares. La característica de estos bonos verdes consiste en el ajuste de su cupón, si es que la empresa no alcanza las siguientes metas sustentables: reducción de 44% y de 60% de sus emisiones de óxido sulfúrico (SOx) para 2023 y 2025 respectivamente, con respecto a sus emisiones del 2018.  

La importancia de reducir sus emisiones de SOx recae en los efectos de este óxido en el medio ambiente, pues es uno de los principales causantes de lluvia ácida, causante de efectos ecológicos negativos. 

Orbia busca alcanzar estas metas al cerrar una caldera de carbón de Verstolit, con la que lograría eliminar el 18% de las emisiones antes de 2025. Además, está analizando la posibilidad de invertir en una sustitución de un catalizador de Koura para lograr una reducción total de entre el 70 y 80% de sus emisiones de SOx. 

FEMSA

En abril, FEMSA emitió el bono verde más grande emitido por una empresa latinoamericana en el mercado europeo, por 1,200 millones de euros. El capital obtenido se destinará a la realización de los proyectos sustentables de la empresa, como la reducción de residuos y la implementación de energía renovable en sus operaciones, acciones alineadas con la estrategia de sustentabilidad de la empresa para 2030. 

FEMSA elevó su meta del porcentaje de residuos desviados a los vertederos de 65% para 2025 a 100% para 2030. La empresa busca lograr ésto mediante la implementación de diferentes tipos de programas como el desmantelamiento sustentable de equipos y muebles de oficina, una planta de reciclaje de refrigeradores comerciales que hayan llegado al final de su vida útil, y campañas como “Sin bolsa, gracias” y SÚMATE, un programa de reciclaje en los edificios corporativos y administrativos de FEMSA. 

Por otro lado, FEMSA también se comprometió a aumentar el abastecimiento anual de energía renovable a 65% para 2025 y a 85% para 2030. Alcanzarán estos objetivos estableciendo nuevos acuerdos de compra de energéticos, implementando la generación de energía renovable distribuída en los lugares en donde sea técnicamente posible, y mediante el desarrollo de iniciativas de eficiencia energética para disminuir los requerimientos de energía. 

Éstos son únicamente un par de ejemplos de la labor que están llevando a cabo distintas empresas en busca de mitigar su impacto medioambiental, y con las cuales se alinean a los principios de ESG. Como hemos mencionado, la adopción de estos principios, además de ser benéfica para la sociedad en general, representará un beneficio importante para las empresas que los adopten, que seguramente se verá reflejado en un alza de utilidades y, por consecuencia, en sus acciones. 

Afortunadamente existen más empresas que están llevando a cabo este tipo de acciones, en publicaciones siguientes ahondaré sobre las nuevas acciones que se están llevando a cabo dentro de esta industria.  

Con información de Análisis de Grupo Bursátil Mexicano

*Juan Ignacio Corcuera se desempeña como analista de Gestión Patrimonial en Grupo Bursátil Mexicano (GBM), en donde analiza activamente el mercado para encontrar oportunidades e implementar estrategias de inversión para potenciar el ahorro de los mexicanos y ayudarlos a llevar a cabo la transición de ahorradores a inversionistas.

Twitter: @IgnacioCorc

Este texto es un blog de opinión. Su contenido es responsabilidad del autor y no representa necesariamente la postura de EL CEO.

Más entradas del blog

¿“Sell in may and go away”? Mejor “hold in may and ride the wave”

¿Es ahora un buen momento para invertir?

Los primeros pasos para invertir

¿Cómo ser un inversionista socialmente responsable?