fbpx

28 de noviembre 2019 | 5:00 am

Telefónica Movistar anunció un giro a su estrategia global que contempla un spin-off operativo en los mercados de habla hispana en los que opera, incluido México, lo que ‘echa por tierra’ los rumores de venta del negocio, aunque le quita fuerza a su presencia en el país, según analistas.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, anunció la nueva estrategia del operador, la cual prioriza a España, Brasil, Alemania y Reino Unido como los mercados clave en los que el operador podrá aportar valor a sus clientes y crecer de manera sostenible.

 

A la par, el operador realizará un spin-off operativo en los mercados de Hispanoamérica en donde tiene presencia, los cuales reconoce que, hasta hace unos años, eran el motor de crecimiento de la compañía.

Sin embargo, admite que las condiciones particulares en estos mercados han impactado en la evolución de sus negocios, mermando su contribución en los últimos años.

Todo ello por distintos motivos como el entorno macro y regulatorio, una mayor presión competitiva, una escala insuficiente o la volatilidad de las divisas, “a pesar de los enormes esfuerzos de los equipos locales, que siempre han mostrado un fuerte compromiso”.

Así le ha ido a Telefónica México en el tercer trimestre de los últimos años:

Hace apenas una semana, Telefónica México anunció un pacto con AT&T México para fortalecer su posición financiera y de competencia al hacer uso de la infraestructura de última milla del operador de origen estadounidense para gradualmente regresar espectro al Estado mexicano.

Para Jorge Bravo, director general de Digital, Policy & Law, este cambio de estrategia de Telefónica responde al hecho de que los operadores de telecomunicaciones cada vez están obteniendo menos ingresos y recuperando menos sus inversiones.

Es una decisión racional y realista que busca salvar el negocio. Y además, que le facilite los ingresos que requieren los propios accionistas de Telefónica, dado el alto nivel de endeudamiento que no ha logrado reducir

El pacto entre Telefónica y AT&T puso de nuevo sobre la mesa el alto pago de derechos por espectro radioeléctrico, un factor del que el operador español siempre se ha quejado y que ahora abre un nuevo desafío para las autoridades al replantearse la recaudación en este sentido.

Sin embargo, en opinión del analista, los gobiernos no van a dejar perder esos ingresos que representa el espectro, por lo que la salida que prevé es que, una vez recuperado, lo pondrá de nuevo bajo licitación a disposición de nuevos interesados.

Impacto negativo en inversiones

Para Bravo, varios países en América Latina se van a enfrentar a una reducción en las inversiones de infraestructura, puesto que ya no se va a invertir en espectro, que obliga a los operadores a desplegar cuantiosas inversiones.

Si bien considera que los jugadores que permanezcan podrán ofrecer servicios eficientes, si acaso tres realizarán inversiones.

La difícil situación de Telefónica la obliga a ser innovadora, ser muy disruptiva y salvar su negocio, pero sacrificar su inversión en los países que la han hospedado todos estos años

¿Cómo queda el mercado móvil mexicano?

Actualmente, Telefónica es parte del grupo de tres principales operadores móviles que ofrecen servicio en el país, un segmento que se complementa con al menos 15 Operadores Móviles Virtuales (OMV). 

Sin embargo, el ‘adelgazamiento’ de la compañía eventualmente dejaría el mercado con solo dos empresas fuertes compitiendo en el mercado, AT&T y Telcel, lo que supone un riesgo de posible duopolio, dijo una fuente anónima.

En ese sentido, precisó que ninguno de estos operadores puede comprar a Telefónica, aunque ya es una opción que podría descartarse pues el cambio del plan de negocio dejaría al operador de origen español en ‘un cascarón’ sin atractivo para un tercero.

Por ello, descartó que alguna empresa quiera montar una empresa de telecomunicaciones desde cero en México.

A pesar de la base de clientes que lo posiciona en segundo lugar, la mayoría son de poco valor, si se considera que su ingreso promedio por usuario es de menos de 50 pesos mensuales

Por su parte Salomón Padilla, vicepresidente de la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México (ATIM) señaló que la estrategia de Telefónica es un cambio de paradigma que dará pie a distintos negocios.

Además, Telefónica lanzará ‘Telefónica Tech’ para impulsar el crecimiento en áreas de mayor potencial, así ‘Telefónica Infra’, con el objetivo de aflorar el valor de sus activos y desarrollar modelos alternativos de despliegue de infraestructura que aceleren el crecimiento.

Asimismo, planteó la evolución del modelo operativo para ganar agilidad, acelerar la ejecución y maximizar las sinergias entre todas las unidades de Telefónica.