7 de mayo 2020 | 5:34 pm

La española Telefónica y el estadounidense Liberty anunciaron este jueves la fusión de sus operadores británicos O2 y Virgin Media, creando un gigante valuado en 38,000 millones de libras (43,400 millones de euros) que amenaza el dominio de British Telecom.

Se trata de una de las operaciones de fusión-adquisición más importante desde la irrupción de la pandemia del nuevo coronavirus, que ha paralizado la economía planetaria desde hace semanas.

Estamos creando un competidor fuerte, con una escala significativa y con fuerza financiera para invertir en infraestructuras digitales en Reino Unido,

afirmó el CEO de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, citado en un comunicado.

En un comunicado, el operador de origen español detalló que cada una de las empresas aporta un 50% al joint venture, una combinación “que dará lugar a un proveedor integrado de servicios fijos y móviles más fuerte en el mercado británico”.

Esta fusión impulsará la expansión de la red de alta velocidad de Virgin Media y el despliegue de red 5G de O2, en beneficio de clientes, empresas privadas y el sector público.

La nueva plataforma, totalmente convergente, pondrá al cliente en el centro de su estrategia y contará con la escala necesaria para innovar en un entorno digital cambiante

 señaló Telefónica en un comunicado. 

La inversión destinada para esta nueva plataforma es de 10,000 millones de libras en Reino Unido durante los próximos 5 años.

El valor de la empresa creada con esta fusión “está estimado en alrededor de 38,000 millones de libras, incluyendo las sinergias”, precisó Telefónica en una presentación destinada a los analistas.

Telefónica estima el monto de las sinergias en 6,200 millones de libras, dado que “O2 se valora en 12,700 millones de libras y Virgin Media en 18,700 millones de libras”, agrega el texto.

Así explicaron los CEOs de cada una de las compañías los pormenores de la fusión:

 

Telefónica explicó en el comunicado que O2 se aportará a la fusión libre de deuda, mientras que Virgin Media se aportará con 11,300 millones de deuda neta y similares.

Asimismo, ambas partes prevén recibir fondos totales netos en efectivo al cierre de la operación y tras ejecutar una serie de recapitalizaciones que generarán ingresos por valor de 5,700 millones de libras para Telefónica y 1,400 millones de libras para Liberty Global (tras descontar un pago compensatorio a Telefónica por valor de 2,500 millones de libras).

Se espera que el cierre de la operación se concrete hacia mediados de 2021, la cual está sujeta a las aprobaciones regulatorias, a la ejecución de las mencionadas recapitalizaciones, así como a otras condiciones de cierre habituales en este tipo de operaciones.