aeronave, boeing, avion

8 de julio 2020 | 9:43 pm

Entre las industrias afectadas por la llegada de COVID-19, se encuentra la del transporte aéreo ques ha perdido alrededor del 90% de su tráfico de pasajeros, principalmente extranjeros, debido a las restricciones de movilidad en distintos países así como por la suspensión de actividades económica

Sin embargo, los miembros del sector esperan que la recuperación sea más rápida en comparación con otras crisis en las que la industria se ha visto afectada. 

“Después del incidente del 9/11 la industria demoró al menos 8 años en recuperar los niveles de tráfico previos, pero si vemos los mercados asiáticos que van adelantados por al menos ocho semanas delante de México en esta crisis se observa que el mercado en general podría recuperar hasta 65% de su demanda;  lo que visualizamos es que en 2021 se podría alcanzar  85% de la demanda previa y normalizar en 2022”  dijo Enrique Beltranena director general de Volaris durante el foro virtual  “La industria de la aviación frente a la pandemia”. 

De acuerdo con el directivo de la aerolínea, hasta el momento la recuperación de tráfico observada se da gracias al sector de visitantes, amigos y parientes, aunque esperan que en los próximos meses se observe una mayor actividad por parte de viajeros de placer.

La empresa realizó una encuesta a más de 19,000 clientes, de los cuales 49% pretende viajar durante los meses de verano, 33% de ellos a destinos de playa.

Pese al escenario de pronta recuperación, los panelistas consideraron que aún existen retos que se verán cristalizados en las dinámicas de viaje. 

Enrique de la Madrid, que ex secretario de Turismo durante la administración de Enrique Peña Nieto, destacó durante el evento que los retos a los que se enfrenta la industria se relacionan con una “antiglobalización”, es decir a una mayor presencia de discursos nacionalistas, así como una renuencia de las personas a salir a países con riesgo de contagio.  

A lo que se suma el papel de las nuevas tecnologías, pues considera que la mayor frecuencia de eventos virtuales tendrá un impacto de reducción en el número de viajes, principalmente en los referentes a la industria de turismo de reuniones y negocis.

El director de Volaris señaló que a esos efectos se suma el escenario actual tanto de la volatilidad como del precio de los hidrocarburos, cuyo descenso dijo es benéfico para las aerolíneas pues el combustible representa alrededor de 38% de los costos de operación “aunque es malo para los ingresos del país”. 

Ambos coincidieron en que la manera de asegurar la demanda, será más allá de la promoción de México como destino, el contar con certificaciones en bioseguridad, tanto para los destinos y en toda la cadena de valor del turismo, como en las aerolíneas. 

Beltratnena llamó a los miembros de la industria a utilizar y homologar los protocolos de bioseguridad de la Organización Mundial de la Salud y de la International Air Transport Association (IATA) para recuperar la confianza de los usuarios.