16 de agosto 2022 | 5:10 pm

Advertisement

Los gobiernos de Estados Unidos y México resolvieron una disputa en virtud del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que alegaba abusos a los derechos laborales en la planta de autopartes Teksid Hierro de México, propiedad de Stellantis.

Apenas la semana pasada, la empresa adelantó que esperaba resolver la queja sin acudir a un panel de disputas.

El caso llegó a una resolución sin recurrir a un panel arbitral ni la imposición de sanciones comerciales.

En tanto, la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, dijo en una carta dirigida al Tesoro estadounidense que se había cumplido una condición del T-MEC, lo que permitió que se reanudara la liquidación.

Te puede interesar: México admite solicitud de revisión de EU por filial de Stellantis

Reconocen sindicato independiente

Según la resolución, Teksid, ubicada en Coahuila, acordó reconocer un sindicato independiente y volver a contratar a 36 trabajadores que fueron despedidos.

La oficina comercial estadounidense dijo recientemente que a los empleados de la planta se les negó previamente su derecho a elegir su sindicato y negociar colectivamente.

Desde hace ocho años, los trabajadores de la planta han acusado a Teksid de colusión con el sindicato de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) para bloquear a Los Mineros, su elección de un sindicato independiente.

La instalación, que produce autopartes para vehículos pesados, emplea a unos 1,500 trabajadores.

Con información de Reuters

También puedes leer: EU presenta otra denuncia laboral, ahora contra planta de Stellantis en México

Advertisement