Carlos Ghosn

11 de enero 2019 | 9:33 am

Nissan presentó este viernes una querella criminal contra el expresidente Carlos Ghosn ante fiscales de Tokio, tras su imputación el mismo día por una violación de confianza grave.

La automotriz japonesa presentó la querella “sobre la base del mal uso por parte de Ghosn de una cantidad significativa de fondos de la compañía. Nissan no tolera en modo alguno ese tipo de conductas y pide penalidades estrictas”, afirmó en un comunicado.

Nissan agregó que está realizando su propia investigación interna.

Los abogados de Ghosn abogados solicitaron su liberación bajo fianza, pero esta demanda tiene escasas posibilidades de éxito. Si es rechazada, seguirá en prisión al menos hasta el 10 de marzo.

Según la oficina de la fiscalía, Ghosn, de 64 años, podría ser condenado a hasta 15 años de prisión

La mano derecha de Ghosn, Greg Kelly, sí logró ser liberado bajo fianza el 25 de diciembre, aunque fue acusado por el mismo delito: reportar ingresos menores a los reales en los informes financieros. El propio fabricante de automóviles japonés, como entidad, también es objeto de estos señalamientos.

El magnate de los negocios compareció el pasado martes por primera vez ante un juez, demacrado y esposado, y declaró haber sido “falsamente acusado y detenido injustamente”.

Según la fiscalía, el abuso de confianza está caracterizado por su intento de hacer pagar a Nissan “pérdidas” que fueron producto “de inversiones personales” en el momento de la crisis financiera de octubre de 2008. La suma se eleva a 1,850 millones de yenes (unos 17.2 millones de dólares).

Para resolver este problema financiero, Ghosn habría obtenido que Jaled Juffali, un millonario saudí, le entregara dinero procedente de la “reserva” de su cargo de director ejecutivo de Nissan.

Con información de Reuters y AFP