fbpx

Reuters

11 de marzo 2019 | 2:39 pm

Volkswagen recortará empleos mientras acelera el lanzamiento de autos eléctricos y lucha por revertir una caída en los márgenes de sus ganancias, informó la automotriz.

El fabricante alemán planea lanzar casi 70 nuevos modelos eléctricos en los próximos 10 años, mismos que requerirán menos mano de obra para su construcción que los vehículos tradicionales, con el objetivo de ponerse a la vanguardia del cambio en la industria tras el escándalo en que se vio envuelta en 2015 por manipular las pruebas de emisiones de sus vehículos de diésel.

El presidente ejecutivo de la compañía, Herbert Diess, aseguró que no había sido posible llegar a un acuerdo con los sindicatos para aumentar la rentabilidad de la marca VW en 2018 y que el grupo ahora se está centrando en recortar los costos en las marcas VW y Audi.

“El costo laboral es una gran preocupación para nosotros. Es parte de la disputa que tenemos actualmente con el sindicato”, afirmó Diess a analistas después de la publicación de los resultados anuales de la compañía.

La compañía podría recortar 7,000 empleos para lograr un ahorro de 5,900 millones de euros (6,700 millones de dólares), meta que prevé cumplir en 2023.

En su plan de ahorro  “Zukunftspakt”, que la compañía busca cumplir en 2020, la marca ha logrado ahorrar 2,400 millones de euros (2,700 millones de dólares) de los 3,000 millones de euros (3,300 millones de dólares) que tienen como objetivo.

Ambas metas a cumplirse en 2020 y 2023 son parte de los planes de Volkswagen para convertirse en el mayor fabricante de automóviles eléctricos del mundo en 2025.

La automotriz reconoció que las inversiones para reestructurar fábricas, los problemas cambiarios y la desaceleración de las ventas provocada por las nuevas pruebas de certificación de emisiones también provocaron una caída en los márgenes operativos de sus marcas VW, Skoda, Audi y Porsche el año pasado.

El grupo afirmó que responderá alineando más estrechamente los salarios y los bonos de la gerencia con su rentabilidad, reduciendo la complejidad en los procesos de manufacturas y recortando su personal en una cantidad no especificada.

El margen en su marca VW, la más vendida de la empresa, cayó a 3.8% el año pasado desde 4.2% en 2017.

Volkswagen se está preparando para lanzar al mercado en 2020 un nuevo auto eléctrico compacto, conocido como ID, como parte de una unidad que espera que construya 22 millones de vehículos eléctricos al 2028, a pesar de la incertidumbre sobre el nivel de demanda de dichos automóviles.