8 de septiembre 2019 | 5:00 am

Las empresas de consumo no básico en México como Liverpool y Alsea atraviesan por un mal momento en el país.

El bajo crecimiento económico en México, aunado a la situación a nivel global, ha presionado a estas dos empresas que forman parte del S&P/BMV IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores. Las acciones de estas compañías han registrado caídas de más del 20% en lo que va del año y el escenario no parece mejorar en los próximos meses.

Encuestas realizadas por Banco de México (Banxico) y Citibanamex señalan que la economía del país no crecerá más allá del 1% este año, a pesar de los dichos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que estima cerrar su administración con una expansión de 4%.

Para el siguiente año, las instituciones financieras reajustaron ya sus previsiones y estiman un aumento que no superará el 1.5%.

En ambos escenarios, el consumo no básico puede verse afectado, porque uno de los primeros recortes en los gastos hechos por las personas es en electrodomésticos, ropa y calzado, entre otros, que representan bienes de segunda necesidad.

En comparación, firmas de consumo básico como Walmart de México y Centroamérica se encuentran mejor paradas por la naturaleza de su negocio.

En el caso de Liverpool y Alsea, que son las únicas en el índice que forman parte del sector de consumo no básico, ya recienten los estragos de la situación.

Liverpool con altas y bajas

La cadena departamental registra una caída en el precio de sus acciones que llega al 27%, debido en parte a la situación por la que pasa la economía.

Sin embargo, la compañía puede estar protegida ante la situación, de acuerdo con analistas consultados.

“Liverpool se encuentra protegida por dos flancos. El primero se debe a la diversificación de sus marcas y a que los usuarios son un poco más resistentes a los ciclos económicos”, dijo Marisol Huerta, analista en Banco Ve por Más.

Actualmente, Liverpool cuenta con dos marcas, Liverpool y Suburbia. Esta última la adquirió a Walmart por un monto de 15,700 millones de pesos en 2016.

El cliente objetivo de la compañía son las familias con ingresos medios, mismo segmento al que estaba dirigido Fábricas de Francia, formato ya desaparecido para ser reconvertido en Suburbia y Liverpool a partir de este año.

Alsea toma cartas en el asunto

Alsea ha tomado como estrategia la venta de algunas de sus marcas para fortalecer aquellas que le resulten más rentables.

El caso más reciente fue Burger King en Colombia. La compañía anunció que vendería la marca con sus 16 unidades en ese mercado sin especificar el monto.

También se despidió de P.F. Chang’s en Argentina después de desarrollar la marca por ocho años y con una sola unidad en operación.

En el mercado nacional, Alsea se despidió de los restaurantes California Pizza Kitchen para desincorporar a las unidades y ceder los derechos de operación a la firma Opcal, quien se desempeñará como el nuevo franquiciatario maestro de la firma.

Así, la controladora de restaurantes dejará de operar 13 unidades corporativos, los derechos sobre dos subfranquicias en aeropuertos y los derechos para desarrollar la marca en México.