Lime, scooter, cdmx

19 de julio 2019 | 12:15 pm

Lime podría despedirse de la Ciudad de México en poco tiempo.

Después de expresar su inconformidad por los lineamientos de operación que la Secretaría de Movilidad (Semovi) dio a conocer para obtener un permiso, Lime reveló que no pagará la contraprestación de 12,600,000 pesos en la Ciudad de México.

“Debido a la falta de certeza jurídica a lo largo del proceso y que el mecanismo de subasta genera distorsiones en el mercado al anteponer el factor monetario al desarrollo de alternativas sustentables, aunado a la nula claridad sobre el futuro de la micromovilidad en la CDMX, (Lime) no pagará la contraprestación”, dijo la empresa en un comunicado este viernes. 

La Secretaría de Movilidad determinó en junio que las empresas tendrían que cumplir con el pago de una contraprestación o no tendrían autorización para prestar el servicio.

semovi, contraprestacion

(Fuente: Semovi)

“La subasta fijada como mecanismo de asignación privilegia los beneficios económicos por encima de los beneficios de sustentabilidad y movilidad y genera distorsiones en el mercado pues gana quién pueda pagar más, no quien ofrezca el mejor servicio o los mejores patines eléctricos”, opinó la directora de Relaciones con Gobierno de Lime México, Julia Ortiz.

Mobike es otra empresa que no pagó la contraprestación de 6,240,000 pesos y la Semovi le ordenó retirar sus bicicletas de las calles hace unos días. De la misma forma, Lime tendría que retirar sus scooters de las zonas donde opera.

En esa ocasión, el secretario de Movilidad, Andrés Lajous, aseguró que el gobierno tiene facultades para proceder con el retiro de las unidades si las empresas no lo hacen y estas pagarían una multa para recuperarlas.

Sin embargo, ayer, el director de Mobike en México, René Ojeda, afirmó que están dispuestos a pagar la contraprestación para poder obtener el permiso anual, debido a que ya consiguieron financiamiento local, pese a “no estar de acuerdo con el proceder de la regulación”.