fbpx

8 de febrero 2019 | 1:30 pm

Disney y Fox buscan fusionarse, lo que ha causado polémica en varios países ante una posible creación de monopolio en contenidos deportivos.

Este viernes, a pregunta expresa en conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió revisar la solicitud de fusión con cuidado para que la decisión no afecte a los consumidores -quienes podrían tener que pagar más por ver deportes-, además de que hay un posible conflicto de interés.

“Yo soy respetuoso del organismo que regula y define sobre estos temas, pero también tengo información de que hay conflictos de intereses”, señaló.

“Que hay conflicto de intereses porque un funcionario que estaba en esta institución, que se llama el Ifetel, sí, el que regula, el instituto federal de comunicación. Es que estaba ahí, ahora está contratado por una de estas empresas para hacer el trámite”, respondió el mandatario.

De lograrse la fusión, el conglomerado tendría 73% de las señales de canales deportivos transmitidos en México, según el miembro del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones, Federico García Luna.

Esto excluiría a gran parte de la población -sobre todo a la de bajos ingresos- de ver partidos de futbol, hecho que ya sucedió en Brasil.

“La información que tengo es que no se permitió en Europa, inclusive no se permitió en Estados Unidos y que aquí se quiere autorizar”, dijo López Obrador.

En noviembre pasado, la Comisión Europea aprobó la compra de activos de Disney a Fox, aunque condicionada a que la empresa del ratón vendiera intereses en canales de televisión de Europa.

En Estados Unidos, la fusión fue aprobada en junio, condicionada a que Fox vendiera 22 cadenas deportivas regionales.

Exfuncionarios involucrados

El tema aviva las críticas que surgieron en días pasados luego de que se difundió información sobre que dos exfuncionarios forman parte del equipo de representantes Fox y Disney y cabildean el asunto ante el regulador.

Se trata de Eduardo Pérez Motta, expresidente de la Comisión Federal de Competencia, y Ernesto Estrada González, quien fue comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de septiembre de 2013 a febrero de 2017

Ambos sostuvieron una reunión con los siete comisionados del instituto a la que asistieron como asesores de las empresas por parte del despacio SAI Derecho y Economía, en compañía de otros directivos, informó el IFT la semana pasada.  

Ante los cuestionamientos, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó un acuerdo para convocar a los titulares del IFT, para una reunión de trabajo en la que informen sobre el estado del proceso de autorización de la fusión.  

El Instituto debe revisar los aspectos más polémicos de la fusión como el poder de mercado que tendría y que podría significar un riesgo para la competencia, de acuerdo con un análisis de la consultora, The CIU.