24 de agosto 2020 | 4:59 pm

Un juez federal admitió este lunes la solicitud de concurso mercantil de Grupo Famsa y dictó medidas cautelares para evitar que la compañía enfrente acciones legales por parte de sus acreedores, informó en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Este es uno de los primeros pasos para la reestructuración de la compañía que tiene una deuda acumulada equivalente a más de 19,700 millones de pesos.

La solicitud fue aceptada por Mario Cantú Treviño, juez Segundo de Distrito en Materia Civil y del Trabajo, quien optó además por proteger a la compañía de contra demandas, embargos y otros actos de ejecución de sus acreedores, dijo el diario Reforma.

El funcionario también restringió el uso de los recursos de Famsa y pidió al Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles (Ifecom) la designación de un visitador que avale la necesidad de reestructuración de la empresa.

Este trámite comenzó el 6 de agosto y definirá si Famsa entra a concurso mercantil o se declara en quiebra.

La compañía mexicana presentó antes la solicitud bajo el Capítulo 15 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos ante el Tribunal correspondiente, del Distrito Sur de Nueva York con el propósito de proteger sus activos ubicados en los Estados Unidos.

A inicios de junio, incumplió con sus obligaciones de un bono por 59.1 millones de dólares.

Para el 26 de junio, se apegó al Capítulo 11 de Quiebras en Estados Unidos y el 30 de junio, Banco Ahorro Famsa quebró por malas prácticas financieras como préstamos intragrupo, así como el falseo de su índice de capitalización.

Su peor escenario era caer en concurso mercantil en México.

“Con lo anterior, Grupo Famsa buscará alcanzar un acuerdo y una solución integral mediante la búsqueda de una reestructuración de sus pasivos a través del diálogo con sus acreedores, con la finalidad de fortalecer su situación financiera, salvaguardar sus intereses y los de sus acreedores”, dijo la compañía el 6 de agosto.