Construcción de gasoducto de gas natural de Transcanada en México

6 de agosto 2019 | 12:51 pm

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dirigió una carta el 25 de julio a Andrés Manuel López Obrador donde le pide que el gobierno mexicano concluya lo más pronto posible la revisión de contratos de gasoductos.

En un documento de dos hojas, Abbott argumenta que México y Texas se beneficiarán si la administración del presidente puede concluir rápidamente la revisión y permite que los gasoductos recientes puedan transportar el excedente de gas natural del estado a plantas de energía y fábricas en el territorio nacional.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició procesos de arbitraje internacional sobre contratos con las empresas IEnova, Carso, TransCanada y Fermaca que involucran a siete gasoductos.

La administración de López Obrador sostiene que esos contratos, relacionados con el servicio de transporte de gas natural a plantas de la CFE y firmados en el sexenio pasado, tienen cláusulas abusivas que perjudican a las finanzas de la eléctrica nacional.

Actualmente el gobierno mantiene pláticas con las firmas para llegar a acuerdos y desactivar el pleito legal.

El miércoles IEnova informó que había firmado un convenio con la paraestatal para evitar la terminación anticipada del contrato relacionado con el gasoducto Guaymas-El Oro.

Los gasoductos, unos inactivos como el de Guaymas-El Oro y otro inconclusos, no están entregando gas, pero las compañías recibir pagos del gobierno mexicano porque las demoras están fuera de su control (huelgas o conflictos civiles por ejemplo).

De acuerdo con el gobierno, tan solo en 2018 esas cláusulas contractuales le significaron costos por 5,800 millones de pesos. 

 Las preguntas persistentes sobre los retrasos en los proyectos México-Estados Unidos-Canadá y los contratos y compromisos comerciales de larga data podrían afectar negativamente a nuestras economías en los próximos años,

sostuvo el gobernador de Texas.

Recordó que el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC, como se conoce oficialmente en México) aún no ha sido ratificado por los congresos de Estados Unidos y Canadá: “Las violaciones del TLCAN o el incumplimiento de contratos de larga data podrían poner en peligro al USMCA (como se conoce en Estados Unidos al T-MEC)”.

El medio Houston Choronicle indicó en un reporte este martes que tres de los siete gasoductos fueron construidos para mover gas natural de Texas a plantas de energía y otros destinos en México.

“Estos ductos pueden ser un excelente ejemplo de cómo funciona el comercio transfronterizo cuando nuestros países colaboran. Los proyectos energéticos transfronterizos proporcionarán importantes beneficios ambientales, económicos y de seguridad para toda América del Norte. Pueden ser un ejemplo brillante de empoderamiento económico de América del Norte y vecinos que ayudan a los vecinos”, expuso el gobernador en la carta.

Houston Choronicle indicó que la oficina del gobernador de Texas dijo que no ha recibido una respuesta de la administración de López Obrador.