fbpx
Antena para telecomunicaciones

12 de junio 2019 | 3:44 pm

Un nuevo esquema que elimine el Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS) en telecomunicaciones y reduzca el pago de derechos por el uso de espectro podría impulsar tanto el plan de conectividad universal del presidente Andrés Manuel López Obrador como la inversión en el sector.

Esta propuesta sugiere, por un lado, que la conectividad en todo el país se puede activar bajo un nuevo modelo de contribución de recursos del Estado o de la industria destinado a ese fin.

Además, por otro lado, plantea que la inversión en telecomunicaciones se incentivaría si se reduce el pago de derechos por uso del espectro.

En la presentación del Manifiesto por un Nuevo Pacto Digital impulsado por Telefónica México, expertos del sector coincidieron en que, para fomentar la inversión, también se necesita de una competencia efectiva.

Hay zonas que no son rentables para nadie, por lo que debería de haber una trasferencia de recursos a través de algún modelo de contribución para conectividad universal. Se puede quitar el IESP y poner algún impuesto que paguen los usuarios que sí son rentables

Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho a las Telecomunicaciones (IDET).

Lo anterior, con la finalidad de que se licite la prestación de servicios en áreas desconectadas  mediante licitaciones públicas, transparentes y claras, a fin de que el contrato se adjudique a aquel operador que ofrezca el mejor precio y la mejor calidad.

Otro de los elementos que frenan la inversión en la industria es el precio de espectro, cuyo costo se ha elevado 28% en los últimos años, un monto que se estima representará en 2025 entre el 25% y 30% de los ingresos de los operadores de telecomunicaciones.

Lo tenemos que buscar es cambiar el esquema de derechos que tenemos en espectro, el 95% del valor está definido por el derecho, que es un gran inhibidor para poder acreditar inversiones

Miguel Calderón, vicepresidente de Regulación y Asuntos Internacionales de Telefónica México.

Al respecto, reiteró que la industria ha planteado, por ejemplo, adelantar el pago de derechos con un descuento o algún otro escenario en el que se podría colaborar más.

En el encuentro, se planteó que otro de los principales problemas de conectividad es el déficit de infraestructura, en un país en el que aún faltan muchos por tener acceso a internet.

Vivimos en un país con déficit de infraestructura y no podemos cerrar la brecha. Entonces, ¿cuál es la mejor receta? la competencia. Hoy nadie puede solo, debe de haber un esfuerzo del sector privado, quien debe ejercer las inversiones y también la facilitación desde la esfera pública

Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

En esa línea, el economista agregó que el gobierno ha mostrado tener muy buena vocación para habilitar los aspectos regulatorios y operativos del sector, además de hacer alianzas y facilitar mecanismos en materia fiscal.